Imprimir
ENVIAR |

LATINOAMÉRICA: Banco del Sur arrancará este año a través de fideicomisos

7

PI19/05/11 El Banco del Sur empezará a operar en este año, incluso antes de su constitución, informó este martes el presidente de la Comisión Técnica Presidencial Ecuatoriana para el diseño de la Nueva Arquitectura Financiera Regional, Pedro Páez, de acuerdo a un despacho de la agencia ecuatoriana Andes.

La propuesta, presentada por el Ecuador, contempla la ejecución de proyectos a través de un fideicomiso.

“Sería un fideicomiso para cada proyecto”, señaló el funcionario, quien detalló que existen planes para la construcción de “un sistema de laboratorios latinoamericanos que permita garantizar la salud de los pueblos”.

Ese proyecto en particular apunta a la producción de medicamentos genéricos con la posibilidad de financiar investigaciones sobre remedios para enfermedades como lepra de monte, tuberculosis y malaria que no han sido tratadas por las transnacionales porque “no son negocio”.

En carpeta también existen iniciativas como la construcción de silos microregionales controlados por los productores y gobiernos seccionales, que estarán conectados en red.
El objetivo de ese plan es establecer una reserva estratégica de los alimentos fundamentales para atender a la población durante contingencias naturales como sequías, terremotos o inundaciones.

Actualmente, la constitución del Banco del Sur ha sido ratificada por los parlamentos de Ecuador y Venezuela y restan por aprobarla los legislativos de Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay.

El presidente del directorio del Banco Central del Ecuador, Diego Borja, consideró que la entidad regional debe constituirse formalmente antes de fin de año, una vez que el resto de los parlamentos aprueben su incorporación al bloque.

“Estamos muy esperanzados en que en plazos relativamente cortos Uruguay, Bolivia y Argentina, resuelvan esta situación”, dijo Páez.

El Banco del Sur tiene un capital suscrito de 10 mil millones financiados por los países miembros. Con base en cinco categorías, según el tamaño de sus economías, las aportaciones van desde los 45 millones a los 2.000 millones cada uno en el lapso de diez años.

El fondo sirve como apalancamiento ya que la entidad regional pretende integrar recursos provenientes de cofinanciamiento con otros organismos de desarrollo y donantes.

¿Qué es el Banco del Sur?

El Banco del Sur es un proyecto que promueven los países que integran la Unasur, que para su creación necesita del visto bueno de los parlamentos de los distintos países que lo integran. Los “países fundadores”, que se encuentran también en proceso de elevar el proyecto a sus respectivos Congresos son Ecuador, Paraguay, Venezuela, Argentina, Brasil y Bolivia.

La idea del Banco del Sur comenzó a gestarse en 2005 por iniciativa del ex presidente Néstor Kirchner y del mandatario venezolano Hugo Chávez, y se consolidó luego del pago total de la deuda argentina al FMI.

Ahora es promovida por la presidenta Cristina Kirchner, y por el resto de los mandatarios que integran el grupo de países fundadores.

El Banco del Sur es un fondo monetario, banco de desarrollo y organización prestamista cuyo convenio constitutivo fue firmando el 26 de septiembre de 2009.
Nació como una propuesta por el presidente de Venezuela Hugo Chávez,que en agosto de 2004 propuso la conformación de una entidad financiera regional.

El acuerdo para su fundación fue firmado el 9 de diciembre de 2007, con la firma por parte de los presidentes de los países miembros en la Casa Rosada, palacio de gobierno de la República Argentina.

Su intención es que esta institución constituya uno de los pilares de la integración.
El proyecto contó con la adhesión inicial de Néstor Kirchner, presidente de Argentina y luego se sumaron Ecuador y Bolivia. Finalmente Brasil, Paraguay y Uruguay se unieron a la idea.

En el 2008 Los PAÍSES integrantes del Banco del Sur se comprometieron a impulsar una moneda común, reunidos en un taller realizado en Quito, Ecuador. En el encuentro también se pronunciaron críticas al papel del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el rol de las grandes bancas de desarrollo.

Para María Eloísa Viteri, ministra de Finanzas (e), el Banco del Sur es un cuestionamiento al modelo hegemónico que han enfrentado los países latinoamericanos por años, los cuales ahora se proponen defender su soberanía en salud, educación, desarrollo tecnológico, adaptado a sus entornos social y natural.
Contará con un capital inicial de 20.000 millones de dólares. Se propone que todos los países miembro contribuyan en partes iguales de modo que ninguno de los mismos tenga un control dominante.

El programa prestará el dinero a cualquier nación que emprenda la construcción de programas aprobados y abrirá nuevas alternativas de financiamiento donde estarían presentes conceptos como la igualdad, equidad y la justicia social.

El Banco del Sur tendrá su sede principal en la ciudad de Caracas, y dos subsedes en las ciudades de Buenos Aires y La Paz, pudiendo establecer en el futuro las dependencias que fueran necesarias para el desarrollo de sus funciones.

El banco se plantea como una alternativa al FMI, al Banco Mundial y al Banco Interamericano de Desarrollo y confía en la impopularidad que gozan estas instituciones en América Latina

Fuente: AVN / ALIA


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">