Imprimir
ENVIAR |

ARABIA SAUDITA: La Casa de Saud es un castillo de naipes

7

PI05/05/11 La represión de la más mínima demanda de la gente por el régimen en Arabia Saudita, refleja la susceptibilidad de la familia al-Saud a un fácil derrumbe, dijo Mohammad al-Massari, Secretario General del Partido Islámico de Renovación, desde Londres.

En una entrevista que brindo a Press TV, este miércoles, dijo refiriéndose al régimen saudi que "es tan débil, en realidad, un castillo de naipes, pero no hay un viento para soplarlo".

"Para este tipo de régimen, incluso una pequeña demanda es una gran demanda por necesidad, porque significa que usted tiene derechos y que tienen demandas, pero el régimen lo ve a usted como un sujeto y un esclavo de su propiedad", dijo Massari.

El experto en los asuntos sauditas señaló además que la la supervivencia del régimen saudí es fruto de la debilidad de su pueblo y de la incapacidad de las personas para expresar su voluntad.

"El régimen ha tenido éxito en privar al público de cualquier herramienta de expresión política y la actividad política", dijo.

"Todas las herramientas clásicas de la opresión han sido desarrolladas ... a través de la historia (el régimen saudita) las utilizó para someter a las personas y quitarles el poder que les corresponde y que esto ha sido así durante setenta años", añadió.
Massari señaló que el régimen de Arabia Saudita no puede valerse por sí mismo y necesita la ayuda de los militares de EE.UU. para resistir una revuelta popular dentro de sus fronteras.

" El régimen saudi no puede luchar en las guerras es muy clara: la primera y la segunda Guerra del Golfo Pérsico, ... también la guerra Houthi, donde ellos y el ejército de Yemen fracasaron estrepitosamente contra un montón de pequeñas tribus en un área limitada ", dijo.

El observador político, sin embargo, expresó sus dudas de que los EE.UU. intervendrían en ayuda de Arabia Saudita si el régimen se encuentra con una revuelta.

"No creo que los EE.UU. se involucre en cualquier país árabe o país musulmán en el corto plazo, sobre todo después de la invasión de Irak y Afganistán", dijo Massari.

La policía saudí ha detenido alrededor de 30 activistas y bloggers la semana pasada por su participación en las protestas en la provincia oriental del país.

En Arabia Saudita, las manifestaciones de protesta y cualquier exhibición pública de disidencia está prohibida y además es considerada ilegal. Altos clérigos wahabíes del reino también han censurado las manifestaciones de oposición como "antiislámicas".

Fuente: Press TV / PI


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">