Imprimir
ENVIAR |

EE.UU.: Washington acentúa doble moral en caso de antiterrorista cubano

7

PI28/04/11 El rechazo de Washington a la petición de Habeas Corpus presentada por el antiterrorista cubano Gerardo Hernández, encarcelado en Estados Unidos, acentúa hoy la doble moral de la administración norteamericana en el caso.

Junto a Antonio Guerrero, Fernando González, René González, Ramón Labañino; Hernández cumple extensas condenas en cárceles estadounidenses de máxima seguridad por alertar a Cuba de planes subversivos fraguados desde el sur de la Florida.

Hernández es el único de los Cinco -como son llamados los luchadores en las campañas internacionales por su liberación-, acusado de conspiración para asesinar con premeditación, cargo que la Fiscalía reconoció carecer de pruebas y pidió a la Corte modificar la acusación, lo cual nunca ocurrió.

El gobierno estadounidense pidió que sea rechazada la solicitud de Habeas Corpus de Gerardo Hernández y que no se le conceda una audiencia para analizar sus argumentos y las supuestas pruebas presentadas contra él.

La posición oficial está contenida en un documento de 123 páginas más tres anexos entregado al tribunal federal de Miami por la fiscal Caroline Heck Miller, principal acusadora contra el luchador cubano y quien se negó a encausar al terrorista Luis Posada Carriles en 2005.

Próximamente el equipo de defensa de Hernández, prisionero desde 1998 y condenado a dos cadenas perpetuas más 15 años de cárcel, dará su respuesta y la Jueza Joan Lenard tomará su decisión.

Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento, aseveró que en el caso de Gerardo, este promovió una declaración jurada el 16 de marzo, ante la corte del distrito sur de la Florida en apoyo a la moción que pide proscribir, desechar o corregir el juicio y la sentencia.

Sobre el cargo que se le imputa a Hernández por el incidente de 1996 sobre el derribo de avionetas que violaron el espacio aéreo de Cuba, Alarcón especificó que Washington se ha negado a mostrar las imágenes disponibles que demostrarían su inocencia.

Fuente: Prensa Latina


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">