Imprimir
ENVIAR |

Primavera árabe para reformar el mundo Islámico

7

PI27/04/11 Tres meses después de la primavera árabe situada en medio del invierno en Medio Oriente, los pueblos de la región todavía están luchando para establecer un sistema justo de gobierno basado en los principios de justicia social, libertad, democracia y las enseñanzas islámicas.

El pueblo de Túnez y Egipto ha tenido éxito para derrocar regímenes que duraron décadas como el de Zine El Abidine Ben Ali y el de Hosni Mubarak, pero las masas que protestan en Bahrein, Yemen, Libia, Jordania y Arabia Saudita se encuentran en medio de una larga lucha .

En el 2006, el régimen sionista apoyado por los Estados Unidos trataron de ganarle de una vez por todas al Movimiento de Resistencia Islámica libanesa Hezbolá, en una guerra de 33 días, pero el pueblo libanés se enfrentó al enemigo en una pelea que siempre será recordada en la historia del mundo islámico y árabe. Antes de la guerra, Condoleezza Rice, entonces Secretario de Estado de los EE.UU., predijo que el cambio en el Medio Oriente se llevaría a cabo y los EE.UU. impulsarian un amplio cambio de imagen del Medio Oriente, pero esto no sucedió.

El ex presidente de EE.UU., George W. Bush, quien lideró la invasión contra Irak el 20 de marzo de 2003, con el pretexto de inculcar la democracia en el mundo árabe, demostró en los hechos que los estadounidenses en realidad procuraban por sus propios intereses en la región. Estas flagrantes acciones de EE.UU. en la región han despertado al mundo islámico, al punto tal que la gente se ha levantado contra los regímenes títeres. Ahora dicen que esos días han terminado, cuando el imperialista EE.UU. junto con sus aliados podían dictar lo que ellos quisieran a los cobardes regímenes de Medio Oriente.

Según muchos analistas políticos, el cambio ahora viene de adentro, y desde la base. La gente común está tomando las calles y se quedan allí hasta que acaben con los regímenes, como lo hicieron en Túnez y Egipto. De todos modos, dos de los regímenes árabes, Ali Abdullah Saleh y Muammar Gaddafi, siguen luchando por su supervivencia.

"Algunos gobernantes árabes sobrellevarán las tormentas, hasta el momento las monarquías parecen un poco menos vulnerables que las repúblicas", escribió recientemente el analista de Reuters, Alistair Lyon .

Lyon agregó: "Los ciudadanos de la región, de mayoría musulmana, demostraron últimamente que no son una excepción a las tendencias democráticas que han transformado el este de Europa, América Latina y gran parte de África y Asia en las últimas décadas."

En un nuevo acontecimiento, según Press TV, el ayatolá iraní Abdollah Javadi-Amoli ha expresado su preocupación por los crímenes cometidos contra los ciudadanos de Bahrein con el respaldo de las fuerzas saudíes, y calificó a los gobernantes de Arabia Saudita y Bahrein como infieles.

"Este informe amargo que presentó es preocupante para nosotros", dijo el ayatolá Javadi-Amoli en una reunión, según citó la agencia fars, con clérigos de Bahrein, que produjeron imágenes que documentan la profanación de mezquitas y el Sagrado Corán por parte de las fuerzas de Arabia y de Bahrein.

Mercenarios sauditas fueron desplegados en Bahrein el 13 de marzo para ayudar a las fuerzas de seguridad de Bahrein a aplastar las protestas que exigían la expulsión de la familia gobernante de los Al-Khalifa de la nación del Golfo Pérsico.

Mientras tanto, en otros estados como Bahrein, Libia, Sudán y Yemen la situación política es bastante diferente respecto de Irak y el Líbano.

En países como Marruecos, Argelia, Arabia Saudí y Jordania, los gobernantes se han comprometido a aplicar reformas. Pero el pueblo no debe dejarse engañar quedándose a esperar y ver si sus dirigentes se allanan a cumplir sus promesas o no, más bien la gente debe continuar con sus protestas masivas hasta lograr sus derechos. Los falsos ofrecimientos de los regímenes asediados presentados a los manifestantes, es probable que pongan fin a su lucha revolucionaria en curso.

Por otra parte, algunos analistas políticos expresan el pesimismo de que tales cambios no fueron posibles en los países donde los regímenes anteriores se basaron en el clientelismo y las asignaciones para comprar su apoyo.

Partidos politicos egipcios en esta coyuntura sensible, deben aplicar las experiencias de otras revoluciones, para no caer en la trampa de oportunistas, que están tratando de desviar las demandas reales de la gente.

Según un periodista iraní, "Los egipcios tienen una muy buena oportunidad para avanzar hacia un sistema islámico democrático".

Y sostuvo: "La idea de que el Islam juega un papel fundamental en la política es muy prometedor para todos los musulmanes de todo el mundo, de otra manera esto puede desviarse hacia un sistema secular."

La República Islámica de Irán como un país amistoso y fraternal espera los nuevos desarrollos positivos en el marco de la unidad islámica entre todos los estados árabes musulmanes, al margen de cualquier consideración política y que respete cada voto de los egipcios para la elección de un gobierno independiente y popular. Como Irán, Egipto está considerado como uno de los países estrátegicos islámicos más importantes .

Los sionistas israelíes tienen miedo de la formación de un sistema islámico en el corazón del mundo islámico, por considerar esta evolución como un símbolo de "la calma que precede la tormenta", que podría erradicar este régimen ilegítimo en los próximos años.

Fuente. Teherán Times 7 Prensa Islámica



Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">