Imprimir
ENVIAR |

Terrorismo sionista cuna de la CIA y el Mosad

7

PI25/04/11 En 1926 el diario T Herzl publico “cuando ocupemos la tierra expropiaremos gentilmente la propiedad privada de los Estados que nos serán designados y trataremos de poner fuera a la población pobre hacia el otro lado de la frontera, en conjunto el proceso de expropiación de tierras y de transferencia de los pobres debe realizarse con discreción y circunspección”.

El armisticio que termino con la primera guerra mundial con el tratado de Paris, trato profundamente la causa sionista para establecer un Estado judío en Palestina, basado en tres puntos: uno, el dinero de los judíos especialmente de los Rotschild, entregado a los bancos ingleses en quiebra después de la guerra, dos, la propuesta que halago a los británicos que, el próximo estado judío seria un protectorado británico y tres, la venta en proyección de que los israelíes podían con el tiempo ayudar a los EEUU a controlar el Medio Oriente.

Con la segunda guerra mundial se detuvo la transferencia de inmigrantes judíos y la posesión de tierras en Palestina, porque, los aliados querían que los árabes estén a su favor o por lo menos neutrales en la guerra después que, en 1942 la dirigencia sionista proyecto una comunidad judía en Palestina, promoviendo la inmigración masiva bajo el control de la Agencia de Jerusalén, en los primeros años de la post guerra la ocupación de Palestina por los judíos estaba sujeta a la diplomacia británica y norteamericana que no quería enojar a los árabes.

Aplazamientos y limitaciones frustraron a los dirigentes sionistas Welzman, Ben-Gurión y Mosche Shertok, quienes se lanzaron a luchar encarnizadamente en territorio palestino provocando a los árabes y a los ingleses, estos últimos su principal objetivo, los estadounidenses se lavaban las manos porque ya sabían que si lograban un Estado, serian convertidos en su sucursal imperial, ese el acuerdo que se llego con Ben-Gurion, para eso se formaron tres grupos terroristas bajo el apoyo de la Agencia Judía de Jerusalén, Haganah Irgun (orgasnizacion militar nacional sionista) Stern Gang (luchadores por la libertad de Jerusalén) conocidos como los Fighters for Freedom, después transformados en el MOSAD, cometen asesinatos, roban bancos y armamento, desarrollan el terrorismo al máximo que la época permitía.

Los británicos eran sus blancos principales, en 1947 dinamitan el cuartel ingles ubicado en el hotel King David en Jerusalén, el dinamitazo provoco la muerte de 90 soldados y 45 quedan heridos, el 20 de octubre de 1946 el coronel Shadmi, decreta toque de queda a partir de las 17 horas sin dar oportunidad a que los trabajadores lleguen a sus casas, sin saber de la orden los trabajadores palestinos son asesinados, 49 de ellos mueren en la aldea Kafr Qasem, después se supo que el capitán Sasqhi, ayudante de Shadmi, recibió la orden ”actué sin compasión, que Dios tenga piedad de ellos”.

Los ingleses no podían controlar el terrorismo sionista, simultáneamente, Londres era presionado por Washington hasta que finalmente los ingleses abandonaron Palestina, en ese momento la ONU divide Palestina, un año después Truman, después de la proclamación dada por Ben-Gurion en Tel Aviv, en apenas 30 minutos reconoce al Estado de Israel. 24 Horas después la Liga Árabe rechaza al Estado de Israel, tropas egipcias, libanesas y jordanas, entran en Palestina, la superioridad militar de EEUU apoyados por fuerzas israelíes decidió a su favor el conflicto. El asesinato del mediador de la ONU por dos terroristas STERN o MOSAD, acelero los trámites políticos para que Israel, tenga un territorio.

Cuando los israelíes llegan a Palestina en el siglo X a.C y David se establece en Jerusalén, los pueblos palestinos vivían en esas tierras desde hace 2000 años. De un plumazo de la ONU y Washington, echaron a la basura toda esa historia, lo mismo que hicieron en Irak, arte y cultura destruida en segundos para que Israel, haga lo que mejor sabe realizar con el apoyo bélico y económico de EEUU y Europa, la expansión, desde el Nilo hasta el Éufrates, como aparece en un escrito de Kheser en el Parlamento Judío.

La expulsión de la población de Gaza y Cisjordania, en 1967 provoco la reacción de Egipto en ese año y en 1973 hasta que en 1979 firmaron la paz. Bestial presión judía a los pueblos árabes quienes reaccionaron con la intifada, resistencia palestina con piedras contra tanques marca la diferencia de los conflictos hasta que llegaron Hezbola y Hamas, grupos que en algo frenan la barbarie judía como lo hizo septiembre negro en su momento.

La división de Palestina no tenía vuelta atrás así como su suerte en manos de Estados expansionistas, un pueblo ancestral reducido a una franja e invadido cada vez que a los israelíes les da la gana por orden de Washington para desatar un conflicto para aumentar la producción de petróleo y controlar su precio, o por interés geopolítico en la región, situación dantesca la del pueblo palestino racionado en los alimentos, agua, medicina, cemento, viviendo en una constante violación a los derechos humanos con la complicidad de la ONU.

En 1967 Israel ocupa Jerusalén y los territorios palestinos, MacNamara secretario de defensa comunica al presidente de EEUU LB Johnson, dejar en absoluta libertad a los israelíes o enviar una flota a la región, Washington se decidió por la primera opción, con esa libertad entregada por EEUU, no por la ONU, Israel anexiona Jerusalén, ocupa Gaza, Cisjordania, el Golán y el Sinaí, en 1978 los territorios meridionales de Líbano, en 1981 ataca Irak, en 1982 invade Líbano, en 1985 bombardea Túnez, en todas esas operaciones antes y después se desata el terrorismo estadounidense-israelí o guerras sucia con las que se alimenta el Departamento de Estado y Justicia de EEUU, así como la ultra derecha de Tel Aviv.

En cada uno de estos conflictos Israel aumenta su poderío militar con ayuda de EEUU, menosprecia la moral de la ONU y rechaza la injerencia de la Comisión Nuclear Internacional, en 1960 el mundo se entero que en Dimona al sur de Palestina, la fábrica textil judía era en realidad un reactor nuclear, ya descubiertos Moshe Dayan, ministro de defensa de Israel amenaza con usar bombas atómicas en caso de ser atacados. En 1986 el judío M. Vanunu ex trabajador de la central nuclear publica en Australia “los secretos militares de Israel” allí dice que Tel Aviv posee unas 200 cargas nucleares lo que lo convierte en la sexta potencia con ese tipo de armas.

Fuente: Aporrea.org


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">