Imprimir
ENVIAR |

Junta de la ultraderecha internacional en Buenos Aires; sus líderes, ligados a la CIA

7

PI22/04/11 El escritor peruano, naturalizado español Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura (2010), apareció como el vocero público de un nuevo encuentro de las ultraderechas locales e internacionales que desde el pasado 17 de octubre se reúne en esta capital bajo el patrocinio de Mont Pelerin Society (MPS) y de la Fundación Libertad, integradas a las conservadoras Heritage y otras organizaciones de Estados Unidos públicamente ligadas a la inteligencia estadunidense.

El encuentro propone analizar el "populismo" en América Latina y otros temas propios del ultraliberalismo más conservador; así como propuestas para enfrentar los que consideran los "desafíos" de nuestra región.

Mont Pelerin Society (MPS) es uno de los llamados "tanques del pensamiento"de la derecha política y económica creada en 1947 en la ciudad suiza del mismo nombre, bajo el llamado del austriaco Friedrich von Hayek, (Premio Nobel de Economía en 1974), quien asesoró a los gobiernos de Ronald Reagan, Margaret Thatcher y Augusto Pinochet, en Estados Unidos, Gran Bretaña y la dictadura en Chile, respectivamente.

La Fundación Libertad tiene como antecedente haber convocado en Rosario, provincia de Santa Fe a una cumbre ultraderechista entre el 26 y el 28 de marzo de 2008, en momentos en que cuatro entidades de productores rurales realizaban un paro patronal, que perduró casi cuatro meses. Con esto se intentó desabastecer al país, en una situación golpista que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner pudo contener.
En esa reunión de Fundación Libertade se juzgaba al gobierno argentino. Vargas Llosa tachó de "populista" a la actual mandataria y a su esposo, el fallecido anterior presidente, Néstor Kirchner. En el encuentro se definieron acciones para enfrentar a los gobierno "populistas" de América Latina, que han sido elegidos por voluntad mayoritaria de los pueblos.

Vargas Llosa criticó este martes a los intelectuales argentinos reunidos en Carta Abierta, quienes rechazaron su presencia en la 37 Feria del Libro de Buenos Aires, que comienza este miércoles 20 de abril. El rechazo a Vargas Llosa, dicen los intelectuales de Carta Abierta, está desligado de los méritos literarios del premio Nobel y se debe a su apoyo abierto a invasiones, acciones contra pueblos como el de Cuba.

En el primer día del encuentro de este martes, representantes de fundaciones similares como la que dirige el ex presidente español José María Aznar, de la ultraderechista Fundación para el Análisis Económico Social (FAES). Aznar recientemente sugirió una intervención militar a Cuba al mencionar que "debía ser tratada como Libia".

Asimismo, el cubano estadunidense, Carlos Montaner, de viejos lazos con la CIA estadunidense cenaron con dirigentes de los sectores más duros de la oposición derechista local.

Entre los comensales estaba Mauricio Macri, el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, quien preside la Fundación Pensar, también ligada a Heritage, y el año pasado patrocinó reuniones similares en esta capital. También figuró entre los invitados el ex presidente Eduardo Duhalde, el diputado Francisco de Narváez y otras connotadas figuras de la derecha local, que maniobran constantemente contra el gobierno de Fernández.
Esta mañana, Vargas Llosa quien ayer criticó la política argentina, visitó la Fundación PROA, que pertenece al Grupo Techint, y que mantiene un fuerte enfrentamiento contra el gobierno federal por su negativa a reconocer el derecho del Estado a contar con una representación en el directorio de la firma acorde a su participación accionaria.
El escritor almorzó el lugar con el diputado español del Partido Popular, Miguel Ángel Cortez y el presidente de la Fundación Libertad aquí, Gerardo Bongiovanni, su esposa, su hijo Álvaro y otros.

El cónclave fue calificado por un analista local como "un aquelarre del fundamentalismo neoliberal".

La Fundaciones Libertad y Pensar también están tienen nexos a los organismos estadunidenses Manhattan Institute y CATO Institute, entre otros.

Aunque prometió no hablar de política sino de literatura, ya que fue invitado para inaugurar la 37 Feria del Libro, Vargas Llosa ya pasó a la ofensiva. Entre los panelistas locales de la reunión de MPS y Fundación Libertad participan figuras ultraconservadoras como Jorge Ávila, del Centro de Estudios Macroeconómicos de la Argentina (Cema); el presidente del Banco Ciudad, Federico Sturzenegger, y el novelista Marcos Aguinis, de la Fundación Cada; una red que actúa contra Cuba y y miembros de gobiernos de provincias del país, ligados a la dictadura.

También llegaron personajes que participaron en el gobierno del ex dictador Augusto Pinochet y a otros dictadores del pasado, entre ellos Sebastián Edwards, de la familia propietaria del diario El Mercurio, que asesora al Fondo Monetario Internacional y a la Agencia Internacional de Desarrollo (Usaid) que como la National Endowment Foundation han sido acusadas de intervenir en golpes de Estado en el continente. Hasta el actor Arnold Schwarzenegger, en su calidad de fracasado ex gobernador republicano de California, llegó a la reunión para "aconsejar" a los gobiernos de la región.

Fuente: La Jornada



Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">