Imprimir
ENVIAR |

Postura de Ayatollah Jamenei sobre la figura del Imam Ali (P)

7

PI06/04/11 El más importante deber de los gobiernos en el mundo es que con inteligencia y nuevas medidas orienten al pueblo hacia la felicidad. Con el conocimiento que tenemos sobre los líderes del mundo podemos observar que su mayoría atienden poco este asunto e ignoran la felicidad y bienestar del pueblo.

En el pasado, la situación de los líderes políticos en respetar los intereses de las naciones no era mejor que la de ahora y solo algunos de ellos se esforzaron por orientar el pueblo hacia el bienestar y felicidad. Entre ellos el hazrat Alí (la paz sea con él) brillaba como una joya y modelo eterno en la vida individual y social, especialmente en dirigir a la comunidad. Aquel hazrat a pesar de que solo lideró su territorio islámico durante 5 años, sin embargo ofreció al mundo un ejemplo eterno de líder pacificador y justo.

El líder de la revolución islámica, Ayatolah Jamenei, en sus declaraciones, cuenta las particularidades de un gobierno justo y sobre el liderazgo del hazrat Alí, explica: las especiales características del hazrat Alí, lo mantienen como ejemplo en la mente de muchos seres humanos de la historia que esperan seguir su camino. Esto no es solo para un grupo especial, sino que tambien incluyen a los no musulmanes. El motivo de la atracción de la figura del hazrat Alí, son tales características. Por eso aquel que no aceptaba el Islam o imamato de aquel sublime, interiormente se rendía ante la grandeza de este sublime y lo admiraba.

Cuando hablamos sobre el gobierno del hazrat Alí inmediatamente recordamos su justicia singular en el periodo de su mandato. Es decir que la justicia siempre esta junto con el nombre de Alí. El Ayatolah Jamenei al explicar la justicia de Ali decía: todas las palabras que han escuchado sobre la justicia, Alí es el eje es tal justicia absoluta. Otro criterio del gobierno del Hazrat Ali, fue la justicia en todos campos es decir la justicia económica, política, social, y moral. El no soportaba la tiranía, ni se rendía ante ella, aunque para ello tuviera que perder sus bienes. Una de las grandes tiranías es la discriminación. Alí, no aceptaba la discriminación en la ejecución de las órdenes o normas.

El líder supremo de la revolución en su conferencia realizada en el aniversario del nacimiento del hazrat Alí, nuevamente hizo hincapié en que Alí fue un ejemplo de la justicia y no se desvió ni un solo instante de este camino. Sus viejos amigos y admiradores lo abandonaron y al provocar complots en su contra se convirtieron en sus verdaderos enemigos. Pero todos estos complots no pudieron influenciar en el hazrat Alí y continuó firmemente su camino hasta que fue hecho mártir. Para Alí, la justicia formaba parte de sus medidas en la vía de ejercer las directrices del Islam. En realidad otra particularidad de aquel hazrat como merecido sucesor del profeta del Islam fue su esfuerzo para la realización de las completas normas del Islam.

El Ayatolah Jamenei a este respecto decía: la ejecución de la religión divina fue la primera característica en la vida y el gobierno de Alí. Su justicia, democracia y el respeto a los derechos del pueblo, comprueban este mismo asunto. Desde el punto de vista del hazrat Alí al ejercer las normas y directrices del Islam se garantiza la felicidad de este mundo y el otro. Por eso según el líder de la revolución islámica, Alí desde el momento que aceptó la responsabilidad del califato hasta ser herido en su cabeza, cuando rezaba en el altar, no dejó de luchar por la justicia y construir el verdadero Islam. Para Él, el miedo y la debilidad nunca fue un obstáculo.

Otra de las innegables particularidades del gobierno del Hazrat Alí fue su defensa a los inocentes y resistir ante los crueles. Ya que específicamente decía: sed el amigo de los inocentes y enemigo de los crueles. Por eso aquel hazrat durante toda su vida, especialmente durante el periodo de su imamato luchó por establecer la justicia. El Ayatolah Jamenei sobre esta particularidad del hazrat Alí, explica: para Alí fue muy importante la ejecución de la justicia y defender a los oprimidos ante los crueles. Se han narrado muchas historias sobre la defensa del hazrat Alí a los oprimidos y necesitados y su enfrentamiento contra los crueles y cada una de estas narraciones nos dan una lección.

Alí enfatizaba que el gobierno y el poder no deben convertirse en un objetivo para los gobernadores, sino que es un depósito que se debe cuidar bien y luego ceder a otro gobernador. El líder de la revolución islámica a este respecto especifica que el asunto más importante del hazrat Alí sobre el gobierno es que el gobernador no debe tomar el gobierno como algo personal para obtener y acumular riqueza, sino que lo debe considerar como una responsabilidad, en la que debe esforzarse por cumplirla de la mejor forma. Por eso el hazrat Alí, incluso durante el periodo de su mandato vivió muy humildemente y aunque podía llevar una vida cómoda utilizando los bienes públicos, nunca lo hizo.

Actualmente el modelo del gobierno y liderazgo de hazrat Alí es un modelo iluminado y singular para todos los gobernadores que quieren tener un gobierno popular y eficaz. Aunque ejercer los métodos y politicas de Alí en el liderazgo es muy difícil, sin embargo tal como el hazrat Ayatolah Jamenei decía: se puede seguir la misma línea de Alí. Ya que el líder supremo de la revolución a este respecto decía: hoy en día, si queremos encontrar un ejemplo para el movimiento del hazrat Alí, (obviamente un ejemplo incompleto), se puede nombrar la formación de la comunidad islámica y el gobierno de la Rep II. Esto significa resistir y luchar contra la tiranía, blasfemia y el cruel movimiento de los taguts del mundo.

Fuente: IRIB


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">