Imprimir
ENVIAR |

La soberanía militar de América Latina le quita el sueño al Jefe del Comando Sur imperial

7

PI01/04/11 El Mando Sur admitió hoy que existe una creciente influencia de Rusia, China e Irán en Latinoamérica que, aunque es más diplomática y comercial, afirmó que le preocupa la venta de armas automáticas a Venezuela porque pueden acabar en manos equivocadas.

“Vemos una creciente influencia de actores externos, pero ésta varía de país a país”, señaló el responsable del Mando Sur, general Douglas Fraser, en una audiencia ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, donde recalcó que la presencia de otros países en la región “se centra todavía principalmente en relaciones político-diplomáticas y comerciales en todos los casos”.

“Eso es un proceso internacional normal y se trata en muchos casos, especialmente en el de China, de un camino de doble vía, en el que los países de la región también buscan entablar contactos más robustos con China”, explicó Fraser.
En cuanto a Rusia, el foco de atención de esa nación en Latinoamérica “sigue siendo comercial y diplomático, aunque también hay ventas de armas que quieren hacer” en la región, dijo.

En la mayoría de los casos el suministro de armas por parte de Rusia proporciona una oportunidad para aquellos países latinoamericanos que pretenden modernizar sus fuerzas, agregó.

Pero, “mi mayor preocupación dentro de ese suministro de armas de Rusia es el número de armas automáticas que se está proporcionando a Venezuela y el potencial de que éstas puedan ser usadas en otros lugares”, recalcó.

En lo que se refiere a Irán, Fraser dijo que la relación de la República Islámica con países latinoamericanos es “muy similar” a la que tienen los otros actores externos con destacada presencia en la región, “principalmente de lazos diplomáticos y comerciales”.

Sin embargo, admitió que Teherán “está buscando en muchas maneras limitar su aislamiento en la comunidad internacional, apoyar el sentimiento antiestadounidense y reducir la influencia de EE.UU. no solamente en la región sino también en otras partes del mundo”.
También se conoce la presencia del movimiento islamista palestino Hamás y el grupo chií libanés Hizbulá en Latinoamérica, aunque el responsable del Mando Sur no ha visto que se hayan afianzado más.

“No he visto que aumenten su capacidad. Y yo lo que veo principalmente es que cualquier apoyo que están dando es financiero, especialmente para sus organizaciones en casa, en Oriente Medio”, indicó el general estadounidense.

“No he visto conexiones que vayan más allá de eso actualmente”, agregó.

Para contrarrestar esa creciente influencia de actores externos en Latinoamérica, el Pentágono sigue interactuando sobre una “base sólida” con sus socios militares en la región con los que tiene “muy buenas relaciones”.

Reconoció que los lazos entre las Fuerzas Armadas de EE.UU. y las de Venezuela y Bolivia son “mínimos”.
“Los países con los que tenemos actualmente mínimas relaciones son principalmente Venezuela y Bolivia y eso es más por ellos que por nosotros: a nosotros nos gustaría seguir los contactos con ellos pero ellos han elegido no hacerlo con nosotros”, sostuvo.

* EFE: agencia noticiosa española creada bajo Franco por el abuelo falangista de José María Aznar.

Fuente: Contrainjerencia

Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">