Imprimir
ENVIAR |

Énfasis en el retiro de las fuerzas extranjeras de Afganistán

7

PI31/03/11 En momentos en que las autoridades estadounidenses intentan justificar la continuación de la ocupación de Afganistán, los funcionarios políticos y de seguridad afganos confiando en la capacidad de sus fuerzas de seguridad hacen hincapié en la salida de las tropas de Estados Unidos y de la OTAN de este país medio oriental.

Los ministros de Interior y Defensa de Afganistán que concurrieron al Parlamento para dar explicación sobre la situación de seguridad del país, enfatizaron en la capacidad del Ejército para suministrar la seguridad de Afganistán y calificaron de "injustificable" la presencia de las tropas extranjeras en este país medio oriental.

El Ministro de Interior afgano, Bismallah Khan Mohammadi, en su discurso en el parlamento pidió el retiro de los militares extranjeros de su país y aseguró que las fuerzas gubernamentales afganas son capaces de proveer la seguridad del país.

El funcionario afgano advirtió que siempre y cuando las tropas extranjeras se presenten en Afganistán, será imposible el mantenimiento de la tranquilidad y paz en este país.

El Ministro de Defensa afgano, Abdul Rahim Wardak, por su parte, insistió que los militares gubernamentales pueden encargarse del suministro de la seguridad del país.

Estas declaraciones se profieren mientras que los diputados del Senado de Afganistán advirtieron últimamente sobre las repercusiones de la continuación de los crímenes de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en esta república.

Las afirmaciones de los funcionarios políticos y de seguridad afganos basadas en la necesidad de la salida de las tropas de Estados Unidos y la OTAN de su país se consideran importantes, ya que las autoridades estadounidenses y de la Alianza Atlántica se esfuerzan por justificar de alguna manera la continuación de la ocupación de Afganistán, y no cumplir la promesa del pleno retiro de sus tropas de Afganistán hasta 2014.

Según anunció la Casa Blanca, a partir de mediados del año en curso (2011) se debe comenzar la salida de los uniformados estadounidenses de Afganistán y concluya en 2014.

De acuerdo con la estadística publicada por el Ministerio de Interior de Afganistán, el año 2010 con más de dos mil civiles muertos ha sido el año más sangriento para los civiles afganos.

La nación afgana también está profundamente preocupada por las consecuencias de la continuación de la ocupación de su territorio por las tropas estadounidenses y de la OTAN. El aumento de la cifra de las bajas civiles en Afganistán a causa de las ofensivas de los militares extranjeros comandados por Estados Unidos ha provocado la rabia del pueblo afgano y originado el incremento de las divergencias entre el gobierno afgano y los países occidentales, ya que los soldados norteamericanos y de la OTAN no hacen caso a la demanda del gobierno de Kabul que pide cesar los ataques contra civiles.

Fuente: IRIB

Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">