Imprimir
ENVIAR |

“Norteamérica e Israel han invertido millones de dólares para comprar voluntades en Siria. Quieren repetir en Siria el formato de Libia”

PI30/03/11 “Norteamérica e Israel han invertido millones de dólares para comprar voluntades en Siria. Quieren repetir en Siria el formato de Libia.”

Entrevista realizada por: Carlos Paredes, Laila y Basem Tajeldine, en el programa Voces Contra el Imperio, en la Radio del Sur 98.5 FM, Caracas.

LT/CP.- Sr. Embajador, gracias por acceder a darnos esta entrevista. Primero queríamos preguntarle ¿Cómo se encuentra el estado de las relaciones bilaterales entre Venezuela y Siria?

GA.- La relación en este momento se encuentra muy bien. Se afianzan cada día más. Llama mucho la atención cómo antes de la llegada del Presidente Chávez al gobierno Venezuela no había podido desarrollar relaciones políticas de hermandad y de cooperación siquiera con los países hermanos del Caribe, ni pensar con los países árabes. Es ésta una de las razones del por qué se ataca tanto a Venezuela, porque se empezó a diseñar y practicar una política digna y soberana. También he quedado sorprendido cuando se dijo, en días anteriores en el acto de instalación de los 200 años de la Asamblea Nacional, que aún Venezuela no ha concluido su proceso de independencia. Esto pasa igual con nosotros, con nuestros pueblos árabes, dónde los colonizadores salieron por la puerta pero entraron por la ventana.
Las relaciones bilaterales entre Siria y Venezuela se han estado profundizando como países hermanos que somos. Y estamos seguros de que se van a consolidar cada día más. Si nos fijamos un poco, desde los años 60 hasta el año 2000, no hubo casi desarrollo en la relación entre nuestros países. Nuestras relaciones eran puramente diplomáticas. No existían convenios algunos, ni de cooperación, ni de visitas periódicas, mucho menos reuniones de alto nivel. Tampoco entre los años 2000 - 2005, sobre todo por las circunstancias especiales que tuvo que pasar Venezuela: Golpe de Estado, Paros, Sabotaje Petrolero, etc. pero todo empezó con la visita del Presidente Chávez a Siria en el año 2006. En ese año empezó a descubrirse el potencial que existe entre ambos países, de trabajar con reciprocidad de hermano a hermano. En esa ocasión se firmaron una serie de acuerdos que se han ido afianzando con una serie visitas del Presidente Chávez a Siria y de nuestro Presidente a Venezuela. Existía la posibilidad de que el presidente sirio realizara una segunda visita a Venezuela, pero debido a la cancelación de la III Cumbre de América Latina y Estados de la Liga Árabe ASPA, por las circunstancias especiales que actualmente está sufriendo el mundo árabe, no ha sido posible.
Actualmente se están concretando y consolidando algunos proyectos de cooperación, importando rubros importantes al mercado venezolano. Se estudian otros que pueden pasar al mercado sirio. Hemos enfrentado las barreras del comercio internacional que estaban diseñada anteriormente para beneficiar a los Estado Unidos, donde todo estaba diseñado para que entraran a Venezuela sólo productos de Estados Unidos, y viceversa.

LT/CP.- Embajador, puede comentarnos uno o varios de los proyectos que usted cree que puedan servir para potenciar las relaciones y fortalecer a ambos países y pueblos.

GA.- Hay varios proyectos que pueden sustituir el modelo neoliberal y capitalista por un modelo de complementariedad entre los pueblos. Todos sabemos que Venezuela tiene una amplia experiencia en el área petrolera y es por ello que se plantea un proyecto para la construcción de una refinería en Siria para poder refinar 140 mil barriles diarios de crudo. En este proyecto están involucrados 3 países: Siria, Venezuela e Irán, donde todas las partes se verán beneficiadas. Así mismo, tenemos varios proyectos en el área agrícola en donde podemos transferir nuestra experiencia y tecnología en agricultura para que el pueblo venezolano la pueda aprovechar, por ejemplo: uno de ellos es el proyecto para constituir una Empresa Mixta de aceite de oliva en Siria para producir 13.000 toneladas de aceite, donde Venezuela va a beneficiarse con la mitad del precio costo. Esta política rompe un poco con la lógica del comercio internacional capitalista donde la ganancia que glorifica al Dios mercado es lo más importante. Igualmente, se han firmado varios convenios para el desarrollo de la producción del algodón aquí en Venezuela. En este sentido, se están complementando los potenciales de ambos países en el área agrícola y energética, buscando siempre las mejores fórmulas en las relaciones bilaterales.

LT/CP.- Embajador, además de la alianza entre ambos países en el ámbito político y comercial ¿Cómo avanza la integración en el ámbito cultural?

GA.- A través de varias reuniones sostenidas con el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, hemos conversado de cómo la cultura es un vehículo de comunicación entre nuestros pueblos para conocerse y así contrarrestar las acciones de la oposición venezolana cuando nos descalifican, maltratan y nos discriminan con los mismos comentarios racistas, arabo fóbicos e islam fóbicos que utiliza el imperialismo. Para ello, hay una propuesta de realizar varios actos culturales en Venezuela para que el pueblo venezolano conozca un poco más de nuestra historia y no se deje engañar con ideas falsas y estereotipadas con visiones que no tiene nada que ver con el pueblo árabe. Dentro de las propuestas se prevé una exposición de arte, muestra del cine sirio, grupos de música y exhibición de artistas plásticos y grupos de teatro, etc. De igual manera, se han abierto los espacios para que Venezuela exponga sus muestras culturales en Siria, y fue invitada a participar el año pasado, como invitada de honor, a la Feria de Damasco. Otra propuesta es crear un centro de estudios para intercambiar no sólo estudios políticos, sino sociales y culturales entre nuestros pueblos.

LT/CP.- ¿Cuál es la posición de Siria ante el conflicto en Libia?

GA.- Rescatando lo mencionado anteriormente, en la frase de que luego de 200 años aún no ha culminado el proceso de independencia en Venezuela, es importante señalar que la mayoría de los países árabes salieron de la ocupación y colonización europea a mediados del siglo pasado pero aún sufren la presión de las potencias mundiales. Actualmente Libia está sufriendo por las pretensiones de Estados Unidos de apoderarse de su petróleo para asegurar su industria. Desde Siria se convocó la reunión de los países de la Liga Árabe a nivel de ministros para no aceptar de ninguna manera la intervención extranjera militar que podría desembocar en una aventura destructiva similar a la de Irak. Estados Unidos y sus aliados entraron en Irak en busca de supuestas armas de destrucción masiva, que nunca encontraron. Es por ello, que rechazamos rotundamente la intervención extranjera en el conflicto interno de Libia y abogamos por la propuesta que realizó el Presidente Chávez de crear una comisión para la Paz y la Integración en la cual participe la ONU y países hermanos que tengan intereses reales de ayudar a evitar más derramamiento de sangre. Como sabemos, la Liga Árabe terminó por emitir una resolución nefasta, a la que Siria y otros países árabes se opusieron. Siria condena tajantemente la intervención militar extranjera, más aún porque existen malos precedentes de intervención de los Estados Unidos en conflictos tales como Irak, Somalia, Líbano y los bombardeos contra Libia en el año 1986. Siria aboga por el cese inmediato de todas las hostilidades contra Libia, de origen interno y externos. Hoy más que nunca Libia necesita del envío de ayuda humanitaria con carácter de urgencia porque no sabemos hasta cuándo se va a prolongar el conflicto, y a la gente hay que atenderla. Para concluir reitero el llamado y la posición de Siria de que sea resuelto el conflicto interno Libio de forma pacífica, en dónde se escuchen ambos lados y se pueda alcanzar una solución negociada, evitando más muerte de hermanos árabes en suelo Libio.

BT.- Embajador, vemos que hoy también se reproduce la violencia en Siria. Sabemos que un grupo de rebeldes, aprovechando la coyuntura regional, han estado motivando actos de desorden en su país. ¿Cuál es la razón? ¿Qué intereses están detrás de esos grupos? ¿Qué ha hecho el gobierno sirio para enfrentar esta situación?

GA.- En siria Las manifestaciones no fueron pacíficas. Existe un plan bien imperialista en la región contra de los gobiernos que apoyan la causa palestina y la resistencia de los pueblos.
Sabemos, hace varios días las autoridades sirias han detenido a varias personas que circulaban en sus carros portando armas que vienen de otros países de la zona. Al día de hoy se han detenido siete barcos repletos de armas que partían del norte de Líbano.
El presidente de la República Árabe Siria, Dr. Bashar Al Assad, había escuchado a su pueblo y accedido a sus demandas y peticiones sobre algunos cambios y nuevas reformas económicas y sociales en el país. Eso demuestra que algunos grupos tenían un plan para derrocar el gobierno sirio. Sabemos también que hace varias décadas atrás querían hacer lo mismo, usando medios legales e ilegales, pero no lo consiguieron. Da mucha lástima que algunas personas se presten para satisfacer las ambiciones imperiales y propias. Hubo varios muertos civiles, policías y militares en esas manifestaciones y eso nos duele mucho.
Existe un plan propuesto desde el 2008, por algunas prensas árabes, el ex embajador de EUA en el Líbano y algunos personeros pro norteamericanos en la región que buscaban incitar un enfrentamiento religioso en Siria para generar un guerra civil. Nuestro pueblo no se deja engañar por estos agentes. En Siria existe ciudadanía, los ciudadanos responden a la nación y no a las tribus y sectas religiosas como sucede de alguna manera en Libia. El imperio quiso provocar una guerra civil en Siria entre los años setenta y principio de los ochenta pero el pueblo sirio se opuso. De la misma forma lo hicieron en Líbano y en Irak hoy en día, y tuvieron éxito. Siria alberga a más de un millón de ciudadanos iraquíes que han escapado de esa guerra. Norteamérica e Israel ha invertido millones de dólares para comprar voluntades en siria, pero no lo consiguieron. Quieren repetir en Siria el formato de Libia.
El presidente Chávez muy recientemente expresó unas palabras al respecto diciendo que EUA construye un formato que podría aplicar en cualquier país del mundo. Eso es cierto. Los medios de difusión de información internacionales quieren vender la idea de que el gobierno sirio está matando a su pueblo, cuando es sabido que el gobierno ha descubierto a grupos fuertemente armado quienes están provocando esas muertes para culpar al gobierno sirio. Ese mismo escenario repetido en varias ciudades del país muestra la desesperación por parte de esos grupos que no han logrado motivar a la gente para revelarse contra el gobierno del presidente Bashar. Recientemente me llamó la atención una noticia que manipularon algunos medios internacionales sobre un accidente ocurrido a unos niños que fueron atacados por una jauría de perros rabiosos, esos medios sacaron sus fotos diciendo que habían sido golpeados por las policías del gobierno. Esa noticia fue luego desmentida. Es una guerra mediática sucia a la que nos han sometido esos medios internacionales. Pero Siria ha recibido el apoyo de algunos gobiernos árabes y de muchos en el mundo.
Cerca de dos millones de mensajes de texto y correos electrónicos han llegado desde Israel a Siria para incitar a la población a que vayan a las mezquitas y para hacer del día viernes el “día de la ira”. Israel quiere romper el último muro de la resistencia en la región y Siria es ese muro. Israel quiere un gobierno en Siria que trabaje para sus intereses así como lo hizo en el pasado con Egipto.

Fuente: Aporrea


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">