Imprimir
ENVIAR |

Siria: Miles apoyan a Al-Assad, aunque prevalece la tensión

PI29/03/11 Miles de sirios marcharon hoy en apoyo al presidente , mientras prevalece la tensión en regiones sacudidas por protestas antigubernamentales y crece la expectativa por un discurso del mandatario para anunciar reformas democráticas.

Las principales calles y avenidas de Damasco quedaron desbordadas por una multitud de personas con banderas de Siria y fotos del jefe de Estado al que le expresaron respaldo frente a lo que aquí se considera una campaña desestabilizadora y subversiva urdida desde el exterior.

Los simpatizantes del gobierno desfilaron gritando diversas consignas patrióticas y exhortando a sus conciudadanos a la unidad frente a la violencia y el caos que han afectado en las últimas dos semanas localidades como Deraa, Latakia, Homs y Djassem.

Asimismo, la movilización avaló el llamado hecho el lunes por la Asamblea del Pueblo (parlamento) para subrayar "la importancia de la unidad nacional, instar a la solidaridad familiar y respaldar al Gobierno en la captura de los provocadores en varias ciudades".

Durante una sesión conducida por el presidente del Legislativo, Mahmoud Al-Abrash, los diputados sirios mostraron confianza en la capacidad del país para encarar los desafíos y conspiraciones actuales, y saludaron los últimos decretos de Al-Assad.

El jefe de Estado dispuso mejorar las condiciones de vida de la población, combatir la corrupción, expandir la participación en la vida política con la posible legalización de partidos opositores, y la derogación inminente de la ley de emergencia vigente desde 1963.

Precisamente, mientras la tensión era palpable en Deraa, donde los opositores aseguraron que las fuerzas de seguridad hicieron ayer varios disparos al aire para dispersarlos, el vicepresidente sirio, Farouk Al-Shara, anunció que Al-Assad pronunciará un importante discurso.

La alocución presidencial se espera para hoy o mañana, y en ella podría confirmarse la decisión de proponer al parlamento el levantamiento de la ley de emergencia, así como el desmantelamiento de los aparatos de seguridad criticados por los adversarios políticos.

Para algunos opositores la inhabilitación de la referida normativa "es cuando más un gesto simbólico", y creen que el mandatario necesitará introducir reformas que conduzcan a una "distribución del poder" que favorezca a los distintos grupos étnico-religiosos.

Siria es habitada por una amplia comunidad musulmana sunnita, y por minorías cristianas y kurdas, así como por una significativa población alawita, una rama del Islam chiita que algunos devotos de Mahoma consideran hereje y a la cual pertenece el propio Al-Assad.

Fuente: Prensa Latina


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">