Imprimir
ENVIAR |

Mensaje del Líder Supremo de la Revolución Islámica en Ocasión del Año Nuevo Iraní

PI27/03/11

En el nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordioso

«¡Oh Dios que transformas los corazones y la vista!

¡Oh Dios que administras la noche y el día!

¡Oh Dios que transformas los años, los corazones, el poder y las circunstancias!

¡Cambia nuestra condición a la mejor de las condiciones!»

Me gustaría felicitar a mis queridos compatriotas en todo el país, a todos los iraníes que viven en diferentes partes del mundo y a todas las naciones que valoran el Norouz [Año Nuevo iraní] en esta feliz ocasión del Norouz y el comienzo de la primavera y el año nuevo. En particular, me gustaría extender mis felicitaciones a los individuos y familias que prestan servicios al país, a la Revolución y al sistema islámico; a las familias de nuestros queridos mártires, a nuestros veteranos de guerra discapacitados y a sus familias y a las familias de aquellos que tienen sensibles e importantes funciones y no pueden estar en sus casas y compartir con ellas estas fiestas. Espero, por la gracia y el favor de Dios, que la nación de Irán tenga un feliz año lleno de bendiciones divinas. ¡Dios así lo quiera! Y espero que la nación iraní tenga éxito en todos los ámbitos. ¡Dios así lo quiera!

Por supuesto, las amargas tragedias que se imponen a las personas de algunos países - como Bahréin, Yemen y Libia - nos impiden disfrutar plenamente de las celebraciones del Año Nuevo. Espero que Dios, el Altísimo, otorgue pronto la liberación a la gente de dichos países. Espero que Dios, Exaltado sea, castigue a los enemigos de estas naciones.

El Eid muestra la progresión natural del ser humano a través del año, mes, día y noche. Y debido a que esta progresión debe ser hacia la perfección y trascendencia, cada Eid le permite al ser humano entrar en una nueva etapa en la vida. Por la gracia y el favor de Dios, obtuvimos grandes avances en el año 1389. Yo nombré el año 1389 como 'El Año del doble trabajo y la doble determinación'. Afortunadamente, esta consigna fue llevada a la práctica durante todo el año. Puedo afirmar que en los últimos años 'el doble trabajo y la doble terminación' fue el lema más exitoso en términos de atraer la atención de la gente y los funcionarios del gobierno, y fue una consigna muy cercana a la situación del país. Afortunadamente, el pueblo y el gobierno realmente intensificaron sus esfuerzos y trabajo durante todo el año. Fuimos testigos de los grandes logros de los funcionarios de los tres poderes del gobierno, en los ámbitos económico y político, en el ámbito de la presencia de la gente en las escenas política y revolucionaria, en el ámbito de la ciencia y tecnología, la política exterior y en varios otros campos. En particular, el Poder Ejecutivo alcanzó grandes logros el año pasado, un ejemplo de ello fue la aplicación de la gran y delicada ley de redistribución de subsidios. Los funcionarios han empezado esta enorme tarea y espero que la terminen con éxito. ¡Dios así lo quiera!

En general, creo que afortunadamente nuestra nación se está moviendo bien en el camino del progreso y la trascendencia. Por supuesto, este movimiento - que ha ganado a diario más y más impulso - es el resultado de muchos años de esfuerzos de nuestro pueblo y los funcionarios del gobierno. Sin embargo, este movimiento se ha intensificado con el paso del tiempo. Por ejemplo, en el ámbito de la producción de conocimiento, de acuerdo con las cifras presentadas por los centros mundiales e internacionales, la contribución de nuestro país al progreso científico mundial y la producción de conocimiento es más del 11 por ciento. Esto, mientras nuestro pueblo representa sólo el uno por ciento de la población del mundo. La contribución del segundo país de la región a la producción de conocimiento es inferior al 6 por ciento. Por lo tanto, nuestro país ha avanzado mucho - gracias a Dios - en las diferentes áreas y se le debe dar continuidad a este movimiento acelerado, que ha ido acompañado de serios esfuerzos y determinación.

Entre los temas de interés nacional – en los que se deben enfocar nuestros esfuerzos en el año 1390 - las cuestiones económicas son una de los medios fundamentales más utilizados por los enemigos de nuestro pueblo para argumentar en contra de nuestra nación. Por supuesto, ellos también son activos en los ámbitos cultural, político y científico. Sin embargo, son mucho más activos en el ámbito de las cuestiones económicas. Las sanciones que fueron impuestas sobre nosotros por los enemigos de nuestra nación fueron un intento de frustrar el progreso acelerado de nuestro país. Claro que sus deseos no se cumplieron, y no lograron obtener los resultados que querían. Las medidas adoptadas por los funcionarios de nuestro gobierno y la cooperación del pueblo hicieron fracasar el complot de los enemigos. Pero no van a renunciar, por lo tanto, en el nuevo año, que comienza hoy, debemos prestar atención a las cuestiones más esenciales del país, y creo que los asuntos económicos son el eje de estas cuestiones. Así, por este medio, nombre este año como 'El Año de la Lucha Económica', y espero que nuestros funcionarios - que trabajan para el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y los sectores económicos del país - y nuestro querido pueblo, hagan abnegados esfuerzos ​​en el ámbito económico. No es suficiente avanzar a un ritmo normal, debemos hacer un esfuerzo abnegado para lograr un progreso acelerado.

Como sabéis, estamos entrando en el tercer año de la década de la justicia y el progreso. Claro que se han alcanzado avances en ambas áreas - el ámbito del progreso y, en gran medida en el ámbito de la justicia - pero nuestro movimiento debe ser tal que podamos llamar a esta década la manifestación genuina del progreso y el establecimiento de la justicia. Afortunadamente, con el movimiento que se ha iniciado en el Mundo Islámico, uno siente que gracias al favor de Dios, esta será también la década del progreso y justicia para la región.

Espero que Dios Altísimo, derrame Sus bendiciones sobre ti, querida nación de Irán; sobre vosotros, queridos funcionarios del gobierno; y sobre vosotros, los jóvenes creyentes, alegres, activos y talentosos. Espero que Dios os ayude a beneficiaros de las oraciones del Imán de la Época (que nuestras almas sean sacrificadas por él). Enaltezco el recuerdo de nuestros queridos mártires y de nuestro magnánimo Imam (Jomeini), y espero que por la bendición de sus almas, Dios el Altísimo conceda Su misericordia, gracia y bendiciones a la nación de Irán.

La paz, la misericordia y las bendiciones de Dios sean con vosotros.


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">