Imprimir
ENVIAR |

Aumentan las protestas en EEUU por la guerra en Libia

PI25/03/11 6 días después del inicio de los ataques de los países occidentales liderados por EEUU contra las posiciones de las fuerzas de Muamar Gadafi en Libia, han aumentado las críticas a Barack Obama entre los políticos norteamericanos.

El presidente republicano del parlamento de EEUU, John Boehner en una carta al presidente demócrata de dicho país criticó fuertemente las posiciones de la Casa Blanca en participar en la guerra contra Libia. Él solicitó el anuncio del informe de la Casa Blanca basado en los gastos de esta guerra y la estrategia de abandonarlo.

También el representante anti bélica del parlamento de EEUU del partido demócrata, Dennis Kucinich solicito la interpelación de Obama por su desatención a la ley constitucional de este país en su ataque a Libia. En base a dicha ley, EEUU puede participar en una guerra solamente después de obtener el acuerdo del congreso de este país; esto ocurre en condiciones que actualmente los cazas norteamericanos bombardean unos objetivos en el suelo libio sin el permiso del congreso.

Aun así, las protestas por la participación de EEUU en la guerra de Libia no se vinculan solamente a los asuntos jurídicos sino que, la mayoría de los norteamericanos está preocupada de que su país había iniciado una guerra más costosa que la desencadena en la región del Oriente Medio. Actualmente casi 150 mil soldados norteamericanos están establecidos en Irak y Afganistán.

La guerra de 10 años de Afganistán ha dejado a más de mil muertos y conllevado un gasto valorado en 350 mil millones de dólares para el pueblo de EEUU y en la guerra de 8 años de Irak también, más de 4500 soldados norteamericanos han perdido la vida. El gasto de esta guerra también ha superado más de 700 mil millones de dólares. Esto ocurre en condiciones que no existe ningún panorama de la victoria de EEUU en estas 2 guerras.

En estas circunstancias, el gobierno de EEUU ha abierto un tercer frente en el Oriente Medio. El caso del terrorismo en Afganistán y las armas de destrucción masiva de Irak han sido los motivos del ataque de EEUU a dichos 2 países en condiciones que la defensa de los civiles ante el régimen dictatorial de Gadafi en Libia ha obligado al ejército norteamericano a entrar en una guerra contra dicho país.
En base a las declaraciones de Gadafi, él no pretende dimitir del poder o rendirse ante el pueblo. Por eso, se prevé que los ataques aéreos a Libia duren por mucho tiempo. En este caso, la secretaria de defensa de EEUU- el Pentágono- tiene que entregar la lista de los gastos de la administración de esta guerra al congreso. Esto ocurre en condiciones que actualmente la economía de EEUU sufre los duros gastos generales como el crecimiento continuo de los presupuestos de guerra y de seguridad.

En condiciones que el gobierno federal para superar en el problema del déficit presupuestario, se ve obligado a reducir los privilegios de los jubilados y desempleados, unos misiles de unos millones de dólares se disparan hacia Libia. Todos estos acontecimientos ocurren en condiciones que actualmente los países de coalición contra Gadafi sufren unas discrepancias internas y cada día se anuncian unas nuevas condiciones para el cese de la operación. Esta situación ha provocado la preocupación de algunos políticos norteamericanos por que creen que al igual que las guerras en Irak y Afganistán, el principal deber del abastecimiento de los gastos de la guerra o la elaboración de los artefactos bélicos está a cargo de EEUU; en este caso, la economía de EEUU sufrirá mayores presiones, aumentará el desempleo en este país y la situación económica de los norteamericanos se debilitará más.

Fuente: IRIB


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">