Imprimir
ENVIAR |

Los ecosistemas de Iraq e Irán se ven gravemente perjudicados debido a la invasión de EE.UU.

PI17/03/11 Un miembro del parlamento iraní subrayó que los EE.UU. y la Organización del Atlántico Norte (OTAN) a partir de los ataques a Irak, así como también en la primera guerra del golfo Pérsico en 1991 han dejado un impacto devastador sobre el medio ambiente y el ecosistema de la provincia suroccidental Juzestán en Irán.

En una conferencia sobre "Unidad Islámica y la Convergencia Nacional" en la capital provincial de Ahvaz durante la noche del lunes, el miembro de la Comisión de Energía del parlamento Sudani Nasser, advirtió sobre las continuas amenazas que representa para el medio ambiente y los ecosistemas de las ciudades fronterizas de Irán y las provincias en el suroeste de país, las invasiones de Irak por parte de la OTAN durante las últimas dos décadas.

"La invasión de Irak por parte de la OTAN ha dejado impactos negativos sobre el medio ambiente y el ecosistema de Juzestán, incluyendo la contaminación del aire y del suelo y la radiación",

Además, algunos informes médicos recientes indican que el cáncer se está extendiendo como un reguero de pólvora en Irak. Los médicos dicen que están luchando para hacer frente a la aparición del cáncer y defectos congénitos, especialmente en las ciudades sometidas a intensos bombardeos estadounidenses y británicos.

El Dr. Ahmad Hardan, quien se desempeñó como asesor especial para la ciencia en la Organización Mundial de la Salud, las Naciones Unidas y el Ministerio de Sanidad iraquí, afirma que existen pruebas científicas que vinculan el uranio empobrecido con el cáncer y los defectos congénitos.

"Todos los niños con anomalías congénitas son sujetos a estudios de (karyotyping) y cromosómicos con asesoramiento completo del entorno genético y clínico. también se toma la historia familiar y obstétrica. Estos estudios internacionales han producido evidencia amplia para mostrar que el uranio empobrecido tiene consecuencias catastróficas”, añadió.

También los médicos iraquíes indicaron que los casos de cáncer aumentaron tanto después de la guerra de 1991 como de la invasión de 2003.

Abdulhaq Al-Ani, autor de "El uranio en Irak", reiteró recientemente que el período de incubación de uranio empobrecido es de cinco a seis años, lo cual es consistente con el aumento en las tasas de cáncer en 1996-1997 y 2008-2009.

No todo el mundo está dispuesto a establecer una correlación directa entre los bombardeos de los aliados en estas aréas y los tumores. El Pentágono se ha mostrado escéptico de cualquier intento de vincular los dos. Pero los médicos iraquíes y algunos estudiosos occidentales dicen que las enormes cantidades de uranio empobrecido utilizado por las bombas de EE.UU. y Gran Bretaña, y el fuerte incremento de las tasas de cáncer no son ajenas.

En Faluya, que fue intensamente bombardeada por los EE.UU. en el 2004, hasta un 25% de los recién nacidos presentan anomalías graves, como anomalías congénitas, tumores cerebrales y defectos del tubo neural en la médula espinal.

La tasa de cáncer en la provincia de Babil, al sur de Bagdad ha aumentado de 500 casos diagnosticados en 2004 a 9.082 en 2009.

El agua, el suelo y el aire en grandes áreas de Irak, incluyendo Bagdad, están contaminados con uranio empobrecido que tiene una vida media radiactiva de 4,5 millones de años.

Fuente: Agencia Fars


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">