Imprimir
ENVIAR |

"Tormenta de Arena sobre el Estratégico Bahrein"

PI06/03/11 La Histórica y Gran revuelta de 2011 es implacable -esos vientos jazmines se convierten en tormentas de arena que avanzan de este a oeste del Magreb y ahora estan cubriendo todas las latitudes del norte de África y Oriente Medio y todo el camino hasta el sur de Asia.

Uno no necesita ser un meteorólogo para ver en qué dirección vá el viento, girando con la desobediencia civil Gandhiesca, golpes en todo el territorio de Umma Al-Arabiya (la nación árabe). Y eso incluye al enormemente estratégico Bahrein.

Este Rey está sin palabras

Bahrein es un pequeño archipiélago de 1,2 millones de habitantes, separados de Arabia Saudí por una calzada - el 70% es shiíta. Pero la dinastía Al-Jalifa en el poder es sunnita. La mayoría de los shiítas son pobres, marginados y discriminados -un proletariado rural-. Y ellos han sido exprimidos más como una masa de "importados" sunníes -más de 50.000 del sur de Pakistán, Baluchistán, Jordania y Yemen - han sido naturalizados. Agregale a ello la clásica estrategia divide y vencerás - mano de obra local contra la mano de obra extranjera; 54% de la población son trabajadores huéspedes, casi la mitad de ellos del suroeste de la India.

El Rey Hamad, en el poder desde 2002 y graduado de la Universidad de Cambridge, es un astuto gobernante. Hay un parlamento elegido, las mujeres votan y a liberado a algunos presos políticos. Eso es lo que Washington llama "estabilidad". Pero el rey está aterrorizado a muerte por la mayoría shiíta; no es de extrañar que practicamente todo el mundo en el Ministero de Defensa y la policía sea un sunní "importado".

Bahrein no flota en petróleo como Abu Dhabi, o en gas como Qatar. Pero sigue el modelo demente de desarrollo neoliberal de Dubai -petróleo, alimentando la especulación inmobiliaria. Ganadores: La familia Al-Jalifa y sus compinches seleccionados. Perdedores: ante todo, los shiítas. Luego fueron las secuelas de la crisis financiera de 2008. El gobierno redujo los subsidios de alimentos y combustibles-, mientras que los agentes y subordinados de las elites globales continuaban enriqueciendose. La gente se enfureció aún más. Para colmo, la 5ta Flota de EE.UU. se haya atracada en Bahrein.

Ante la complicada agenda de la casa real bahreiní hay que agregarle un factor sorpresa que fue la (re)aparición en la arena política de Hassan Mushaima, líder del Movimiento Shiíta Haqq (Movimiento Derecho), el principal movimiento de oposición en Bahrein, que regresó a Manama, después de años en el exilio, dijo: ''Si los militares saudíes interfieren en los asuntos internos de Bahrein, en este caso el ejército iraní tendrá el derecho de interferir en los asuntos de Bahrein para apoyar a los manifestantes''.

"Si los gobernantes del sistema dominante de Bahrein consiguen ayuda de Arabia Saudí, en este caso es derecho de los grupos de oposición pedirles ayuda a Irán", dijo Mushaima en una entrevista al Diario Al Akhbar.

Fuente: Abna


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">