Imprimir
ENVIAR |

Declaraciones del Líder Supremo en su visita al Ministerio de Información del país

PI05/03/11 El Líder Supremo de la Revolución Islámica de Irán, el Ayatolá Ali Jameneí, en su visita de ayer, jueves, al Ministerio de Inteligencia del país, pronunció discurso ante los directores y empleados de este organismo y calificó como un suceso sumamente extraordinario el creciente despertar islámico en la Región.

El Líder Supremo subrayó que "los levantamientos populares surgidos en la región están inspirados en la Revolución Islámica de Irán y la resistencia del pueblo iraní ante las potencias hegemónicas", y señaló que "las potencias arrogantes encabezadas por EE.UU. saben bien que dichos movimientos populares tienen como modelo a la Revolución Islámica de Irán, por esta misma razón intentan calificarlo de "infructuosa y fallida experiencia".

La resistencia, independencia y autoestima son tres elementos esenciales e importantes en el despertar islámico, cuya principal raíz es el rechazo del imperialismo y la resistencia ante las potencias arrogantes. Por lo que las potencias imperialistas mediante diversos complots, entre ellos: el supuesto apoyo a los derechos humanos y la democracia, se esfuerzan por obstaculizar los movimientos revolucionarios de los pueblos regionales, o desviar las revueltas que buscan la independencia mediante sus intervenciones directas y convertirlas en levantamientos inefectivos y transitorios. Sin embargo, el país persa con sus logros durante las últimas tres décadas inspira a otros pueblos que conozcan bien los objetivos de la Revolución Islámica y sus verdaderos valores, y este conocimiento origina el despertar entre todos los pueblos del mundo, particularmente los presionados en la región.

En efecto, se puede concluir que en el mundo de hoy todas las naciones están ligadas compartiendo un mismo destino. Por esta misma razón, pese a todos los sabotajes del Occidente y sus esfuerzos por crear una atmósfera propagandística contra el Sistema de la República Islámica de Irán y sus cometarios relacionados a la Islamofobia, los efectos de la Revolución Islámica de Irán sobre otros pueblos del mundo ya es una realidad innegable.

Durante los últimos treinta y dos años, la República Islámica de Irán contando con el despertar del pueblo y sus líderes ha resistido ante muchos problemas, entre ellos: la guerra impuesta, los masivos embargos antiiraníes y muchas intrigas. No obstante, el enemigo siempre ha indicado que "al contar con los valores islámicos y los principios de la Revolución Islámica no se puede conseguir desarrollo", mientras que el pueblo iraní gracias a su resistencia a las presiones ha obtenido numerosos logros, entre ellos destaca la tecnología nuclear.

Sin embargo, continúan los sabotajes y los enemigos de Irán bajo diferentes pretextos, entre ellos el apoyo a la democracia y los derechos humanos, intentan detener los avances del país persa e impedir el efecto de la Revolución Islámica en los pueblos de la región y del mundo.

Fuente: Irib


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">