Imprimir
ENVIAR |

El despertar islámico en la región y la alegación de Netanyahu sobre Irán

PI04/03/11 La ola del despertar islámico y los levantamientos populares en los países del norte de África y países árabes de la región, han obligado a EEUU y el régimen sionista de presentar reacciones y posturas pasivas.

El primer ministro del régimen sionista, Benjamin Netanyahu, en una entrevista con el diario ingles Daily Telegraph, publicado el miércoles, en unas declaraciones engañosas sobre las actuales revoluciones en el norte de África y países árabes, manifestó su agrado por la caída de los dictadores, pero no ocultó su preocupación por los acontecimientos en la región al mencionar que Israel es el único lugar en la región afectado por estos acontecimientos.

Netanyahu al mismo tiempo criticó lo que él consideró como la desatención del occidente a los actuales acontecimientos en Irán y dijo en el caso de que Irán disponga de armas nucleares, controlará todas las reservas petrolíferas del mundo, y la región se enfrentaría con una carrera de armas nucleares, hecho peligroso para Europa e Israel.

Estas declaraciones son mencionadas cuando Ehud Barak, ministro de guerra del régimen de Israel, este martes, en el dialogo con el canal dos de la televisión de este régimen, calificó como de catástrofe histórico lo que esta ocurriendo en el mundo árabe, y que según su punto de vista, esta situación conllevaría inestabilidad y peligros.

Anteriormente, el jefe del régimen sionista, Simón Peres, había alegado que esta contento de observar cambios en el mundo árabe, porque estos ayudan a la extensión de la democracia en la región.
Estas declaraciones contradictorias, señalan que el régimen sionista tema más que cualquier otro régimen de los levantamientos islámicos en Oriente Medio.

Las recientes declaraciones del primer ministro del régimen de Israel en la entrevista con el diario Alajbar, publicado en Beirut, indican esta misma realidad.

Hay que decir que el objetivo de EE.UU., países occidentales y el régimen sionista, en recurrir a infundadas alegaciones sobre el programa nuclear de Irán, es para desviar la opinión pública mundial de las actuales realidades de países musulmanes en Oriente Medio.

Las posturas desalineadas de las autoridades israelíes, son parte de pasivo esfuerzos para desviar el movimiento popular en la región, porque saben que lo ocurrido en el norte de África y Oriente Medio, esta derivada del despertar islámico, y este suceso les ha encontrado desprevenidos.

EE.UU. y el régimen sionista, principales orígenes de todos los problemas en la región y el mundo, son el principal blanco de los acontecimientos en la región, y las autoridades israelíes son consientes de ello.
Por eso, es posibles movimientos por parte de EE.UU. y el régimen sionista en la región. Porque la experiencia indica que cuando EE.UU. e Israel se encuentran en situaciones difíciles, sitúan a las poblaciones de la región como pretexto de sus actos intervencionistas, y que las políticas engañosas en analizar los acontecimientos en la región, son parte de los preparativos para sus actos intervencionistas.

Fuente: Irib


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">