Imprimir
ENVIAR |

Omán y Bahrein registraron otra jornada de protestas populares

PI03/03/11 Las protestas prosiguieron hoy en Bahrein marcadas por el estancamiento del diálogo propuesto por la monarquía a los opositores chiitas, mientras en Omán el gobierno del sultanato estudia medidas para satisfacer las demandas de los inconformes.

El ambiente de tensión en los dos estados árabes del Golfo Pérsico tuvo como referentes las protestas callejeras que también se registran en naciones vecinas como Yemen, Jordania, y las presiones opositoras a los gobiernos de Arabia Saudita, Qatar, Kuwait, Túnez y Egipto.

Los chiitas, mayoría entre la población bahrainí gobernada por la familia real sunnita Al Khalifa, se mostraron inamovibles en su condición de que se acepten sus demandas planteadas desde el 14 de febrero, inicio de las demostraciones que han causado ocho muertos.

El partido El-Wefaq, que lidera a los activistas y movimientos chiitas, reclamó la renuncia en pleno del gabinete, incluido el primer ministro, y la creación de uno de salvación nacional, para luego participar en el diálogo propuesto por el rey Hamad Bin Isa Al Khalifa.

Analistas calificaron la situación de "irreversible" en tanto ni gobierno ni opositores parecen dispuestos a retroceder en sus posturas, aun cuando el príncipe heredero, jeque Salman Bin Hamad bin Isa Al Khalifa, aseguró que se podrán discutir todos los temas.

Funcionarios del Ejecutivo advirtieron que la paciencia oficial "tiene límites", pero otras fuentes alertaron que para las autoridades será inevitable satisfacer las demandas de reforma democrática, incluida la posibilidad de instaurar una monarquía constitucional.

Entretanto, el jefe del comité económico del parlamento de Omán, Fuad Sajwani, aseguró que todas las instituciones del Sultanato están estudiando las demandas de los opositores a fin de acelerar el proceso de reformas, pero advirtió que se requiere tiempo.

Sajwani indicó que el sultán Qaboos instruyó elevar los ingresos de los ciudadanos de bajos ingresos, aumentar el salario mínimo, eliminar restricciones para que haya más beneficiarios de la seguridad social y ofrecer prestaciones mensuales a los desempleados.

El gobierno consideró "irrazonables" algunas reivindicaciones de los manifestantes, que también abogaron por el sistema de monarquía constitucional, pero anunció que estudia subir las pensiones a empleados del sector privado como ya hizo con los estatales.

Las manifestaciones en la ciudad industrial omaní de Sohar se arreciaron el pasado fin de semana y dejaron un saldo de dos muertos, según los opositores, aunque el gobierno admitió solo una baja mortal.

Por otro lado, la oposición de Kuwait se pronunció porque la responsabilidad de crear un nuevo gobierno no recaiga nuevamente en el primer ministro, jeque Nasser Mohammad al-Ahmad al-Sabah, a quien culpan de los problemas económicos y sociales del emirato petrolero.

El sobrino del emir, Sabah Al-Ahmad Al-Jaber Al-Sabah, ha conducido seis gabinetes anteriores en cinco años, pese a la pérdida de confianza en el Parlamento, de ahí que se exija su destitución y un modelo democrático que permita elegir ese cargo por voto popular.

Fuente: Prensa Latina


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">