Imprimir
ENVIAR |

Alertan sobre peligro de intervención militar en Libia

PI02/03/11 Varios países latinoamericanos advirtieron hoy a Naciones Unidas sobre el peligro de una intervención militar extranjera en Libia y llamaron a respetar el principio de no injerencia e integridad territorial.

La señal de alerta fue lanzada ante la Asamblea General por los representantes de Venezuela, Cuba, Nicaragua, Ecuador y Bolivia tras la aprobación de una resolución que suspendió a Libia como miembro de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

El primer aviso provino del representante permanente de Venezuela, Jorge Valero, quien llamó a detener los planes de invasión que persiguen apropiarse del inmenso potencial de recursos naturales y riquezas energéticas del país árabe.

El pueblo libio debe definir su propio destino, sin interferencias foráneas, subrayó el diplomático al subrayar que es la hora de la diplomacia para la paz, no para la guerra y que "la ONU está para fomentar la paz y el entendimiento y no la lógica de la guerra".

Por su parte, el embajador de Cuba, Pedro Núñez Mosquera, apuntó contra declaraciones de Estados Unidos y de la Unión Europea sobre la posibilidad de acciones militares contra Libia.

En ese sentido, se refirió a los reportes de prensa acerca del desplazamiento de fuerzas y medios de combate hacia la zona y clamó por una solución pacífica y soberana del conflicto por parte del pueblo libio, sin injerencia ni intervención extranjera.

Asimismo, preguntó si la Asamblea General sería capaz suspender a "un Estado poderoso responsable de la muerte de miles civiles inocentes en sus aventuras de conquista y de la desaparición, tortura y ejecución extrajudicial de seres humanos confinados en campos de concentración secretos".

Más tarde, la embajadora de Nicaragua, María Rubiales, abogó por una solución pacifica en Libia, "de manera soberana, sin injerencias, ni dobles raseros ni intervenciones militares extranjeras de ningún tipo y sin justificación".

La diplomática criticó la existencia de una arremetida mediática contra Libia, con noticias contradictorias, infladas y utilizadas al antojo de los centros de poder de las grandes potencias.

"No hacen más que incitar a la violencia y tratar de justificar una intervención militar extranjera que solo provocará un mayor derramamiento de sangre y un caos que abrirá las puertas a quienes quieren apoderarse de los recursos petroleros libios, dijo.

En tanto, el representante permanente de Ecuador, Francisco Carrión Mena, insistió en el apego irrestricto de su país a la condena contra la injerencia en los asuntos internos, sin exclusiones.

Puntualizó que Ecuador rechaza una eventual intervención militar en Libia y aclaró que la resolución adoptada por la Asamblea General "se refiere solo a los derechos humanos y no puede ser utilizada con otro propósito".

Igualmente, el jefe de la misión de Bolivia ante la ONU, Pablo Solón, sostuvo que el consenso expresado este martes "no puede ser utilizado para promover una intervención militar".

Libia debe encontrar la paz en el marco del más amplio respeto a su soberanía e integridad territorial, preservando los derechos humanos de toda la población, subrayó.

También alertó contra cualquier intento de injerencia para controlar los recursos naturales y petrolíferos de Libia y opinó que "no hay nada peor que aprovecharse del dolor humano para fines geopolíticos".

Solón advirtió además sobre el peligro de utilizar el mecanismo de la suspensión de membresía "para aplicarlo de manera selectiva contra países que tienen orientación diferente a las potencias dominantes".

Fuente: Prensa Latina

Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">