Imprimir
ENVIAR |

Mensaje del Shaij Abdul Karim Paz sobre los últimos acontecimientos en los pueblos árabes-islámicos

PI26/02/11

En el Nombre del Altísimo

El otro mundo, dicen los profetas en nombre de Dios, no es más que el resultado de nuestras acciones en este mundo, solo que en una dimensión donde ya nadie podrá poner excusas falsas, o refugiarse en poderes que hagan inmune a sus crímenes.

En ese mundo, nos reencontramos con Dios y daremos cuenta. Además, nos reencontraremos con la gente y veremos presente lo que hayamos hecho de bien y de mal. No voy a emplear este espacio para probar que lo que sostengo sobre el otro mundo es absolutamente racional, solo, por ahora, a mis queridos lectores le digo algo muy simple: algún día habrá justicia en este mundo, pero si todos los crímenes pasados, presentes y futuros, hasta que llegue la hora de la justicia terrenal prometida y los opresores sean una horrible pesadilla de la historia, quedasen inmunes, LA VIDA NO TENDRIA SENTIDO. Y sería terrible porque significaría que todo en la vida habría estado servido para que estos grandes opresores se salgan con la suya. El sufrimiento de los oprimidos quedaría sin respuesta y eso repugna a la conciencia.

Por otra parte, si todo terminase en nada, no habría jamás diferencia alguna entre opresores y oprimidos y eso es algo, no solo sin sentido, sino aberrante. Luchar contra lo que nos dicta la conciencia (en teología la voz de Dios en nuestro interior, y para los no creyentes la fuerza moral en el interior del hombre), es ir contra la naturaleza y ya saben los ecologistas lo que le sucede a la especie humana cuando insiste en llevarse por delante a la naturaleza: esta al final se enoja y arrasa con el hombre.

Irán y Egipto

En estos días en la República Islámica de Irán, se conmemoran los treinta y dos años del triunfo del pueblo contra una monarquía sostenida por todo el sistema opresor a nivel mundial, ambas superpotencias de entonces. Estados Unidos y la Unión Soviética. Los mismos que, con la caída del muro incluida, hoy sostienen a Mubarak en Egipto contra las aspiraciones del pueblo egipcio y de las masas árabes e islámicas en general. Mubarak es parte de esa red que se montó por la fuerza, antidemocráticamente, para defender al régimen sionista que se creó contra natura en el territorio habitado por palestinos. Los palestinos son una parte inseparable de ese pueblo árabe, islámico en su mayoría (aunque hay también cristianos tanto en Palestina como en Egipto donde se han manifestado también contra Mubarak en estos días y también judíos no sionistas que nada han tenido que ver con el proyecto europeo centrista sionista).

Dios quiso hacer coincidir estos días con la revuelta de los pueblos árabes islámicos en Túnez, Egipto, Jordania, Argelia, Yemen, algo que trae perfectamente a la memoria del pueblo iraní, su lucha de aquellos días contra el mismo enemigo de estos pueblos en alza por estas horas. Gracias Dios por este homenaje que adornan de la mejor manera la conmemoración de estos días.

La gente se pregunta qué pasará en Egipto y nosotros queremos compartir con nuestros lectores de Tercer Camino nuestro aporte al tema que proviene de estar en el Medio Oriente en estos momentos palpitando este fenómeno que algunos ya creen que no será menor en repercusiones que la caída del Muro de Berlín. A propósito de muros, el régimen sionista en Palestina ocupada ya afirmó que levantará un muro (otro más) en la frontera con Egipto. Es como el carcelero que a fuerza de levantar rejas a su alrededor, termina siendo él el encerrado. No se puede ir contra todos los vecinos además de contra los dueños de casa. Así la cosa no prospera.

¿Qué pasará en Egipto? Pues, pasará lo inevitable, que su pueblo, a la larga o a la corta, será soberano. ¿Qué significa eso? ¿Qué triunfarán los Hermanos Musulmanes y que la ola islamista amenazará a la democracia y aumentará el terror antioccidental como sugieren algunos amigos de Mubarak? No, la dictadura son ellos con Mubarak o su delfín Suleiman y la cúpula militar. Los pueblos no son dictadores. La Hermandad Musulmana ya anunció que está junto al pueblo como siempre, y respetando lo que el pueblo libremente decida. Son parte de ese pueblo postergado. Pensemos en cómo se formó la Hermandad Musulmana, allí por 1927. Se formó con un grupo que encabezaba un profesor de árabe, Hasan al Bana, y otra gente, un carpintero, un jardinero, y otra gente del común del pueblo, mientras los “intelectuales” egipcios estudiaban encandilados cuanta ideología viniese de Occidente para terminar imponiéndola a sangre y fuego a las masas. Algo así como ir contra la naturaleza…, un día, ésta se enoja, como hoy, y se manifiesta en las calles, se lleva por delante a todos los que intentaron terminar con ella.

SI uno revisa la carta constitutiva de la Hermandad Musulmana puede corroborar esto que decimos. Fíjense, la Hermandad Musulmana siempre sostuvo que si bien cree que la instauración del gobierno islámico es una cuestión de principios y vivir el Islam supone formar gobierno de acuerdo con el Sagrado Corán y la tradición profética, el acceso al poder debe hacerse por medios pacíficos y por vía parlamentaria. No menciona el uso de la violencia ni la vía revolucionaria. Sucede es que ha sido proscripto por Mubarak y encarcelados muchos de sus dirigentes y es bajo esta proscripción que se abre la vía revolucionaria con la que junto a la mayoría del pueblo egipcio hoy, se vuelca a las calles. Pero, aún hoy, la Hermandad Musulmana sigue sosteniendo que expulsado el dictador, el pueblo ha de ser consultado y accederá al poder lo que el pueblo soberanamente decida, esté de acuerdo o no con lo que piensa la Hermandad Musulmana. Algunos de sus miembros han dicho que a ellos les gustaría un gobierno islámico como el de Irán y hasta un presidente valiente como Ahmadineyad, lo dijo uno de sus dirigentes a la BBC en persa. Pero justamente, para ser semejante al gobierno de Irán, la condición es el respeto a la decisión del pueblo, porque una revolución como la de Irán no se sostiene por el favor de las grandes potencias, sino solo por la Gracia de Dios y el sacrificio de las masas, que si hay algo que no tienen es sonsera y no regalan su sacrificio a cualquiera.

Por supuesto, que las potencias intentarán engañar a otras masas diciendo que en Irán se violan los derechos de la gente y que ellos, las potencias, los denuncian porque les duele que los derechos de la gente sean violados en Irán, justamente ellos… Pero la verdad, es que en estos días en que somos testigos de levantamientos populares en la región demandando libertad y democracia, en Irán las masas no se levantan sino para conmemorar el treinta y dos aniversario del triunfo de su propio levantamiento por la libertad y para apoyar al pueblo egipcio en su hora de búsqueda de independencia.

Es sabido que Irán es un bastión regional y mundial contra la prepotencia de las potencias, pero no fue gratis. Si en Egipto llevan asesinados y martirizados más de trescientas personas y miles de heridos, el pueblo iraní, sacrificó para su libertad, más de doscientos mil de sus mejores almas y quizás cerca del millón de heridos y lisiados. Sesenta mil en la revolución y cerca de ciento cuarenta mil en la guerra impuesta por Saddam, el Mubarak imperial de aquel entonces.

Por último, en estos días algunos (cada vez le quedan menos) partidarios de Musawi salieron a la calle a protestar para que las potencias occidentales intenten confundir mediante sus medios a los pueblos del mundo, pretendiendo mostrar que en Irán también existe la ola de demanda popular contra la “dictadura”. De más está decir que dicha convocatoria fue un fiasco y no hizo más que aumentar el repudio del pueblo iraní y terminar de unir a Musawi a los amos imperiales. Como suele ocurrir cada vez que los contras realizan una escuálida manifestación, trae como respuesta el repudio de las masas que más de una vez se manifestaron por millones para denunciar y pedir castigo a los mercenarios imperiales.

Los organismos de prensa mundial anti populares no pierden un segundo en difundir cuando 500 manifestantes de los contra revolucionarios provocan algunos incendios de negocios de gente común, pero cuando se manifiestan millones de las entrañas del pueblo iraní a favor de su gobierno, sistema islámico e independencia, los ignoran. Así levantan muros para aislar a los pueblos entre sí. Pero esta era está acabada. Años de muros de mentiras imperiales caen como telarañas en un segundo con una imagen captada por un celular y difundida por internet. Los pueblos tienen que crear sus propios medios de información y apoyarse en ellos si quieren ser libres y no corromper sus mentes y las de sus familiares con las mentiras y los desechos inmorales que les arrojan a diarios los grandes medios imperiales.

Hoy leemos que Fidel denuncia un intento de golpe de la OTAN en Libia. Está bien denunciar cualquier intento de intromisión que atente contra la voluntad del pueblo libio, pero el delirante dictador y negociador con las potencias, Qadafi, quien secuestrara al líder de los musulmanes del Líbano para agraciarse con los poderosos y quien no duda en bombardear al que él llama su pueblo, será indefectiblemente destituido por la fuerza de las masas en alza. Este es otro Mubarak, que después de cuarenta años de usufructuar el poder, pretendía dejar como herencia a su hijo ignorando al pueblo y tomándolo por idiota. Vean a Europa alarmada por la suerte de su agente Qadafi y el destino de sus grandes negocios petroleros y saquen sus conclusiones.

Bahrein tiembla y la 5º flota norteamericana tendrá que buscar otro lugar. ¿No podrían volver a casa y dejar a sus propios soldados tranquilos y al mundo en paz?

Fuente: TercerCamino.com


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">