Imprimir
ENVIAR |

La unidad del mundo islámico, visto por el Imam Jomeini

PI23/02/11 La unidad y la coherencia del mundo islámico siempre ha sido una obsesión para los grandes reformadores. El Imam Jomeini (que Dios lo bengida), era uno de estos reformadores y precursores de la unidad en el mundo islámico, y promovía la unidad entre distintas sectas islámicas. Para lograr la unidad y la solidaridad en el mundo musulmán, ese gran líder religioso insistía en dos ejes principales: uno, movimiento intelectual y cultural y el otro, movimiento político y práctico.

El Imam Jomeini sostenía que la situación actual en el mundo islámico es resultado de diversos factores tales como la decadencia intelectual y cultural de los musulmanes y la dominación de las potencias colonialistas y de los regímenes despóticos sobre ellos. Según el Imam, la liberación de esa situación requiere la movilización de todas las naciones y gobiernos islámicos bajo una estrategia concreta. Entonces, añade, el mundo islámico como un conjunto con antecedentes históricos, culturales y políticos comunes, debería priorizar la vuelta a sus raíces históricas y culturales e identificar bien los componentes de su identidad religiosa.

Por tal razón y al subrayar la importancia de volver a la noble cultura islamica, el Imam Jomeini dice lo siguiente: "Nosotros, los musulmanes, tenemos una rica cultura. Los musulmanes deben volver en sí, es decir darse cuenta de que cuentan con una cultura. La mayor dependencia que las naciones oprimidas tienen de las superpotencias, es la dependencia intelectual e interior, de la que se originan las otras dependencias. Para lograr la independencia intelectual, no olvidéis vuestros honores culturales".

A juzgar por el Imam Jomeini, el Islam es un conjunto intelectual y práctico integral y muy rico y, en relación con la vida humana, cuenta con un programa integral. El Islam disfruta de considerables potenciales que de ser utilizados bien, es capaz de devolver la grandeza al mundo islámico. En opinión del Imam Jomeini, un Islam dinámico puede dejar de lado las fronteras geográficas y los intereses nacionales y personales e dependientemente del color y la raza, reunir a todos los musulmanes en un centro único.

El Imam Jomeini cree que uno de los factores más importntes de la división en el mundo islámico es el factor extranjero, que utilizando sus instrumentos internos está tratando de destruir la unidad en las sociedades islámicas para dominarlas y saquear sus reservas. Al respecto, dice: "Ellos quieren explotar los países musulmanes. Quieren llevarse sus reservas y poner a los gobiernos islámicos bajo su control. Tratan de crear división entre los musulmanes, a veces provocando diferencias entre los chiítas y los sunitas".

El Imam Jomeini advierte en otro momento: "Generar divergencias entre las sectas islámicas, es un plan criminal de las superpotencias a favor de sus propios intereses, y no dejan de atizar esos desacuerdos”.

El Imam Jomeini rechaza cualquier división étnica y religiosa que ensombrezca la solidaridad de los musulmanes, y busca reunir a todos en torno al eje del Islam y del Corán. Al referirse a los importantes puntos comunes entre las sectas islámicas, como la fe en Dios, el Profeta Mohammed y el Corán, advierte: "El que los chiítas deben estar a un lado y los sunitas a otro lado, es una ignorancia y proviene de la propaganda de los extranjeros. Hoy es el día en que todos los musulmanes deben juntarse".
El pueblo y la masa social siempre ocupaban una posición muy elevada en el pensamiento del Imam Jomeini, quien les invitaba a caminar hacia mayor unidad y convergencia. En este marco, el Imam Jomeini planteó la creación de un partido de los oprimidos en todo el mundo para resolver los problemas de los mismos y rebelarse contra los arrogantes. El Imam dijo: “Recomiendo a las naciones islámicas que sigan el ejemplo del pueblo combatiente de Irán y pongan en su sitio a los gobiernos opresores que les gobiernan si no ceden a sus reivindicaciones”.

El Imam Jomeini consideraba que otro factor para lograr la unidad islámica era las acciones que emprendan los jefes de Estado de los países islámicos, porque éstos poseen todos los recursos y palancas administrativas y jurídicas necesarias para establecer un gobierno islámico unido. Los gobernantes tienen tanta influencia que si los gobiernos entran en acción de una manera seria y oficial, la unidad islámica no será difícil de alcanzar. El Imam Jomeini opina que los gobiernos islámicos, además de cooperar uno al otro, deberían crear un frente común contra el enemigo. El Imam cree que los enormes recursos económicos de estos países pueden utilizarse como medios importantes ya que significan el poder de los musulmanes ante las superpotencias. Entonces, insiste en la cooperación económica como una antesala para las demás cooperaciones y dice: "Si los Estados islámicos, que tienen todo y cuentan con grandes reservas, se unen, al amparo de la unidad, no necesitarán de ninguna potencia. Pero el problema principal es que la mayoría de los gobiernos islámicos actúan en el marco de las políticas de los poderes extranjeros y muestran un serio desinterés en la unidad de la comunidad islámica”.

Desde el punto de vista del Imam Jomeini, otro instrumento importante para la unidad del mundo islámico, es la educación ya que los pensadores de las sociedades islámicas crean el despertar entre los pueblos advirtiéndoles contra los peligros y daños de la discordia en el mundo musulmán y les conduzcan hacia la coherencia. Al respecto, el Imam Jomeini dice:

"Los estudiosos y científicos de todo el mundo, en particular los grandes eruditos y pensadores del Islam, deben levantarse unánimemente para salvar a la humanidad de la dominación opresiva de esta minoría conspiradora, eliminar con su pluma y expresión el miedo falso que se ha apoderado de los oprimidos, y destruir las raíces de las diferencias que son origen de todos los problemas de los oprimidos y desheredados”.

Para el Imam Jomeini, otro medio importante para lograr la unidad en el mundo musulmán, son las reuniones religiosas como el “Haj” o la peregrinación a La Meca, las oraciones del viernes y los rezos colectivos. Al hacer hincapié en el gran efecto de estas reuniones en la creación de movimientos políticos, el Imam Jomeini dice:"El Islam ha preparado tales reuniones para usos religiosos, fortalecer los sentimientos de hermandad y la cooperación entre las personas, aumentar su crecimiento intelectual, ayudarles a encontrar soluciones para sus problemas políticos y luego realizar esfuerzos colectivos. Hoy en día, debemos celebrar estas reuniones con seriedad y utilizarlas para propaganda y enseñanza. De esta forma, el movimiento ideológico y político del Islam se extenderá y llegará a su punto culminante".

El Imam Jomeini, invitaba a los musulmanes a la unidad y seguía elevados objetivos en los sectores político, social, cultural y económico. Entre los objetivos seguidos por este gran líder figuraban: mantener la dignidad, la independencia y la libertad de los musulmanes; establecer de la paz y la calma; impedir el colonialismo y la explotación de los musulmanes; recuperar la identidad islámica; liberarse de la pobreza científica y cultural, y obtener la independencia y la autosuficiencia económica. Esperamos que con ayuda de Dios, estos objetivos se logren en un futuro no tan lejano, gracias al despertar y la unidad cada vez mayor de los musulmanes.

Fuente: Irib

Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">