Imprimir
ENVIAR |

Líder supremo acusa a Occidente de intentar desestabilizar Irán

PI17/02/11 El líder supremo de Irán, ayatolah Ali Khamenei, acusó hoy a las potencias occidentales de pretender desestabilizar la revolución islámica por temor -dijo- a que sirva de modelo para Medio Oriente y el mundo entero.

Al referirse a las protestas opositoras de días recientes, sin mencionarlas directamente, Khamenei subrayó que "los enemigos están haciendo esfuerzos para impedir que el Irán islámico sirva de modelo para las naciones musulmanas en la región".

"Los movimientos populares serán difíciles sin un modelo", insistió el guía religioso de la República Islámica al añadir que esa es la principal razón detrás de las presiones de los gobiernos de Estados Unidos y de países de Europa.

Los medios oficiales iraníes omitieron informaciones sobre las protestas de los últimos dos días entre opositores leales a los líderes Mi-Hossein Mousavi y Mehdi Karroubi, y los enfrentamientos callejeros que causaron dos muertos y decenas de heridos.

Sin embargo, diputados al parlamento persa (Majlis) reclamaron ayer el enjuiciamiento y la eventual ejecución de Mousavi y Karroubi, ex candidatos presidenciales derrotados por el mandatario Mahmoud Ahmadinejad en las elecciones de junio de 2009.

Igualmente, criticaron las acusaciones de Occidente sobre supuestos ataques a la libertad de expresión en esta nación, a partir de las acciones policiales y de partidarios del Gobierno para impedir actos opositores considerados subversivos y alentados desde el exterior.

Al respecto, el líder supremo señaló que "después de la victoria de la revolución islámica en Irán, los enemigos han tratado de debilidar el régimen islámico mediante la imposición de varias sanciones y una guerra de ocho años impuestas (con Iraq, de 1980 a 1988)".

También recordó que las acciones desestabilizadoras han incluido la manipulación del tema de los derechos humanos y el asesinato de científicos nucleares.

Khamenei recordó que "las presiones y la propaganda persiguen detener el avance de la nación y desvirtuar la opinión pública regional y mundial" sobre Irán.

Al comentar la reciente revuelta en Egipto que forzó la renuncia del presidente Hosni Mubarak, el líder supremo la valoró como una señal de que "la conciencia islámica ha empezado en el mundo musulmán. Esto es una emanación de la revolución islámica (iraní)".

Fuente: Prensa Latina


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">