Imprimir
ENVIAR |

Declaraciones del líder supremo de Irán en su reunión con Abdullah Gul

PI16/02/11 El líder supremo de la Revolución Islámica de Irán al conceder una audiencia el martes al presidente turco Abdullah Gul en Teherán dijo que la posición actual de este país en el mundo del islam es diferente que años pasados y manifestó que la medida de Turquía de distanciarse del régimen sionista y apoyar a la nación palestina ha causado el acercamiento de este país a la Comunidad Islámica.

Irán y Turquía son dos países influyente y poderoso en la comunidad islámica y sus resistencias ante el sistema hegemónico redundaran en beneficio de ambos países y de las naciones del Oriente Medio y Golfo Pérsico.

Los gobiernos dictatoriales de la región han cometidos muchas opresiones contra las naciones musulmanas. En tal situación, las naciones musulmanas y los gobiernos del mundo del islam pueden hacer frente contra el sistema hegemónico al mantener su unidad y al desarrollar sus cooperaciones para preparar el terreno de su salida de la región.

En este sentido, se puede tomar lecciones de la experiencia de la nación musulmana de Egipto.
Los egipcios finalmente derrocaron el 11 de febrero el dictador egipcio Hosni Mubarak después de 30 años de la opresión y se hicieron con el control del país.

A juicio del líder supremo de la Revolución Islámica de Irán el ayatolá Jameneí, cuando las personas entran en escena, va a cambiar el proceso de los acontecimientos y los instrumentos convencionales políticos y militares pierden su eficacia y ahora el pueblo de Egipto están en el medio del escenario.

Irán y Turquía comparten múltiples afinidades en los asuntos regionales entre ellos Afganistán, Iraq, Líbano y Palestina y las sublevaciones populares en el Oriente Medio y Norte de África en particular en Egipto y mantienen cooperaciones bilaterales constructivas .

La creciente cooperación entre Irán y Turquía por un lado favorecerá al mundo del Islam y por el otro puede considerarse como una pauta para otros países de la región.´

Los países islámicos disfrutan de múltiples capacidades por ello al mantener su unidad pueden dejar frustrado a los enemigos en la materialización de sus objetivos.

Sin duda, las naciones y los países islámicos al adoptar una posición común ante los temas regionales e internacionales, pueden aumentar sus cooperaciones políticas y económicas a favor del mundo del Islam y tal como insistió el ayatola Jameneí, estas cooperaciones disfrutan de un impacto elevado.

Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">