Imprimir
ENVIAR |

EEUU e Israel pactan una transición militar y una "democracia blindada" en Egipto

PI15/02/11 Tres objetivos de máxima rigen el acuerdo interno entre los halcones conservadores USA-israelíes con la Casa Blanca y el Departamento de Estado para terminar con Mubarak (un títere desgastado e insostenible): A) Desactivar las protestas callejeras y restaurar la gobernabilidad política, el orden social y la estabilidad económica.

Los tres pilares esenciales para controlar a Egipto en "paz". B) Restablecer un marco de negociación (que incluya a todo el arco opositor) con el Ejército egipcio sirviendo como garantía de un proceso de transición que culmine en un proceso de "democracia blindada". C) Garantizar (mediante la permanencia de los ultra halcones en los resortes de decisión militar) la permanencia de Egipto alineado sin fisuras en la estrategia regional del eje USA-UE-Israel.

Tras el alejamiento de Mubarack, el viernes por la tarde, el presidente USA, Barack Obama, elogió el papel del Ejército egipcio, calificó a Egipto como un "socio confiable", y dijo que EEUU aportará la ayuda que le sea solicitada para garantizar la "transición a la democracia" en el país.

"EEUU. seguirá siendo un amigo y socio de Egipto. Estamos listos para aportar cualquier asistencia necesaria y solicitada en la "búsqueda de una transición creíble hacia la democracia", afirmó Obama.

"Este no es el fin de la transición egipcia, es el inicio. Estoy seguro que vendrán días difíciles", dijo el mandatario en una breve aparición televisada desde la Casa Blanca.

Por el lado de Israel, la certificación de este acuerdo (entre halcones y moderados USA-Israelíes) tras la renuncia forzada de Mubarak la dio el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, quien elogió el sábado la declaración de los militares egipcios, de que "respetarán el tratado de paz bilateral".

La oficina de Netanyahu emitió un comunicado al día siguiente del alejamiento forzado del presidente Hosni Mubarak, cuya caída provocó temores en el estado judío de que el tratado de paz y la alineación pro-sionista de Egipto podrían estar en peligro.

"El acuerdo de paz con Israel (de 1979) se ha mantenido muchos años. Durante este periodo, todos los gobiernos egipcios lo han mantenido y desarrollado, y creemos que es un elemento central de la paz y la estabilidad, no solamente entre los dos países, sino también para el conjunto de Oriente Medio", dijo.

"La única cosa segura en Oriente Medio es la incertidumbre. Las cosas pueden dar la vuelta en un segundo. Podemos esperar un Egipto más democrático, más libre, y es lo que deseamos para su pueblo. Sin embargo, no debemos olvidar que vivimos en Oriente Medio y debemos confiar en nuestro propio poder y fuerza", opinó el titular de Infraestructuras Nacionales, Uzi Landau.

Por su parte, el ministro de Educación, Gideon Saar, calificó de "muy importante" el compromiso con el acuerdo de paz expresado por el Ejército egipcio.

"El predominio del Ejército en el periodo de transición es extremadamente importante y da esperanzas a la estabilidad como en otros países de la región, por ejemplo Turquía, que tiene una orientación militar positiva en términos de intereses de estabilidad. Naturalmente, seguiremos los acontecimientos y deseamos lo mejor al pueblo egipcio", agregó.

El tratado egipcio-israelí "es una piedra angular de la paz y la estabilidad en el Medio Oriente", señaló Netanyahu.

A su vez, el Ejército egipcio, bajo el mando de un general "confiable" para Israel, que conforma a halcones y moderados, aseguró en un comunicado que "respetará todos los acuerdos internacionales" del país.

Por su parte, el Ejército egipcio no dejó pasar ni 48 horas desde que se hiciera con el control del país para aclarar a su vecino israelí que no tiene nada que temer. El general Mohamed Tantaui, jefe del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas egipcias, habló el sábado con Ehud Barak, ministro de Defensa israelí, horas después de que el Ejército egipcio se comprometiera a mantener los tratados internacionales, incluido el que selló la paz con Israel en 1979.

"Tenemos la responsabilidad de evitar que la situación que los dos vivimos en 1973 se repita", le dijo Barak a Tantaui, aludiendo a la guerra del Yom Kipur, en la que ambos militares participaron, según declaraciones recogidas por el diario israelí Yedioth Ahronoth.

En una entrevista exclusiva que concedió a la periodista Christiane Amanpour para el programa "This Week" de la cadena de televisión ABC y que fue grabada antes de que el presidente egipcio Hosni Mubarak renunciara a su cargo, Barak fue preguntado si Egipto se encaminada a una revolución al estilo de Irán.

Los acontecimientos en Egipto no representan "ningún riesgo" para la relación con Israel, afirmó el ministro de Defensa, Ehud Barak , quien descartó, además, una revolución en el país árabe como la que vivió Irán en 1979.

"No creo que la relación entre Israel y Egipto esté bajo ningún riesgo o que un riesgo operacional nos esté esperando a la vuelta de la esquina. Puede haber problemas menores, consecuencias o implicaciones, pero eso no es el tema más importante ahora mismo. Y nosotros nos ocuparemos de nuestra seguridad", destacó Barak.

No obstante, desaconsejó a Egipto la celebración prematura de elecciones, porque actualmente el único grupo político capaz de presentarse y ganar unos comicios serían los Hermanos Musulmanes.

En tanto, y como garantía del control del orden social y politico, que a su vez restaure la estabilidad económica del país, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto, que asumió el poder tras la dimisión del presidente Hosni Mubarak el viernes pasado, suspendió el domingo la Constitución y disolvió el Parlamento, según un comunicado difundido por la televisión nacional.

"Quedan derogadas todas las normas constitucionales y disueltas ambas cámaras del Parlamento", indica el documento.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas gobernará el país "durante el período de transición que durará unos seis meses o concluirá tras completarse las elecciones parlamentarias y presidenciales", agrega el comunicado.

En esa línea, el Ejército de Egipto envió el lunes un ultimátum a las docenas de manifestantes que permanecían en la plaza de Tahrir, el principal escenario de un movimiento que ha derrocado a Hosni Mubarak, para que abandonen el lugar y vuelvan a la vida normal si no quieren ser detenidos.

Según fuentes del Ejército citadas por agencias, las autoridades militares se aprestan a emitir una orden por la que se prohibirían las reuniones de los sindicatos o asociaciones profesionales, y por supuesto las huelgas, y pediría a todos los egipcios que regresen al trabajo.

En su papel de "restauración del orden" (la gobernabilidad que necesita el sistema para seguir funcionando) también habrá una advertencia contra los que creen "caos y el desorden", señalan fuentes, añadiendo que el Ejército, no obstante, reconocería el derecho a protestar.

Los soldados se enfrentaron el domingo con manifestantes radicalizados cuando el Ejército intentaba garantizar el flujo del tráfico a través de la céntrica plaza de El Cairo. Un grupo insistió en quedarse, demandando un régimen civil y un sistema democrático y libre.

El viernes, 11 de febrero, el presidente títere del eje USA-Israel, Hosni Mubarak, que controló Egipto durante 30 años, renunció a su cargo y traspasó todos sus poderes al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas encabezado por el ministro de Defensa, Mohammed Hussein Tantawi.

Tantawi, un militar octogenario que combatió contra Saddam Hussein en la primera Guerra del Golfo, está estrechamente vinculado al presidente Hosni Mubarak y a los sectores ultras de Tel Aviv y el Pentágono, y conforma una garantía del acuerdo de "gobernabilidad" entre los "duros" y los "moderados" del sionismo imperial.

El el Departamento de Estado lo caracterizan como un hombre "resistente a las reformas", que, al igual que Mubarak, apuesta por el alineamiento de Egipto en la línea de la "guerra contraterrorista" y en la alianza contra Irán y el islamismo radicalizado antisionista.

Tantawi surgió como una alternativa entre Sulemain y Mubarak y como prenda de acuerdo entre demócratas y republicanos USA para insertar a Egipto en un orden blindado militar legitimado por el publicitado "abrazo del pueblo con el Ejército" del sábado y el domingo.

Todo este marketinizado espectáculo se orienta a crear un proceso de apertura, "democracia blindada" sostenida por el Ejército, que devuelva Egipto a la senda de la gobernabilidad política, la "paz" social y la estabilidad económica, condición básica para que el sistema capitalista y la estrategia imperial sigan funcionando en la región.

Tres objetivos de máxima rigen el acuerdo interno entre los halcones conservadores USA-israelíes con la Casa Blanca y el Departamento de Estado para terminar con Mubarak (un títere desgastado e insostenible):

A) Desactivar las protestas callejeras y restaurar la gobernabilidad política, el orden social y la estabilidad económica. Los tres pilares esenciales para controlar a Egipto en "paz".

B) Restablecer un marco de negociación (que incluya a todo el arco opositor) con el Ejército egipcio sirviendo como garantía de un proceso de transición que culmine en un proceso de "democracia blindada".

C) Garantizar (mediante la permanencia de los ultra halcones en los resortes de decisión militar) la permanencia de Egipto alineado sin fisuras en la estrategia regional del eje USA-UE-Israel.

De esta manera, y a través del proyecto de "democracia blindada" el país de los faraones se integra al dispositivo estratégico (aggiornado y corregido) del proyecto de "remodelación del Medio Oriente" iniciado por los halcones del lobby judío neocon de la era Bush con Rumsfeld y Cheney a la cabeza.

La idea de la Casa Blanca, hoy controlada por el lobby judío "liberal" con Obama como gerente, es plasmar en la órbita de sus satélites árabes el "proyecto democracia" renovando la cara del viejo "orden armado" y terminando con la figura gastada de los dictadores al estilo Mubarak que generan odio y resistencia popular.

Fuente: Iarnoticias.com

Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">