Imprimir
ENVIAR |

Entrevista a Suhell Nafar del grupo DAM: 'Continuaremos cantando'

PI09/02/11 DAM es un grupo de hip-hop de Led, un pueblo de población palestina y judia situado a 20 kilómetros de Jerusalén. Compuesto por Tamer Nafar, Suhell Nafar y Mahmoud Jreri, los miembros de DAM son de un barrio con una historia de abuso de drogas y violencia.

Como en el caso de los afroamericanos, los miembros de DAM se metieron en la música siendo jóvenes para expresar las duras condiciones de la vida urbana y la realidad institucional de vivir en un país que no sólo les ve como sospechosos sino como el enemigo interno.

DAM ha editado dos albumes de éxito y ha inspirado a un movimiento creciente de jovenes artistas de hip-hop palestinos y árabes para que empiecen a hacer música sobre la resistencia y la libertad de expresión. La colaboradora de La Intifada electrónica Hira Nabi habló con Suhell Nafar por teléfono mientras DAM estaba en una breve gira por EEUU.

Hira Nabi: Tu arte es claramente político, lo que hace que realmente sea inspirador. ¿Cuáles son los retos que has enfrentado con la censura?, ¿de qué forma has tenido que censurarte a tí mismo?

Suhell Nafar: Cuando volvemos a casa, el gobierno intenta censurarnos. Como sabes somos palestinos y tenemos pasaporte israelí, así que somos también ciudadanos israelíes. Somos de Led, una ciudad palestina en Israel con un 20% de población árabe. Hay una tensión constante. De donde somos, nos enfrentamos a un racismo constante e injusticias contra los palestinos, nuestras casas son destruidas y nuestra tierra robada. La lucha constante nos hace más fuertes. Por eso, cuando ellos tratan de censurar nuestra vida, nosotros seguimos viviendo. Ellos nos censuran al no darnos permiso para actuar, nos cortan el sonido durante los conciertos y ahí es cuando sabes que la policia está detrás. Es la ocupación, ya ves. La policía israelí lo controla todo. Pero se supone que el arte refleja la realidad así que intentamos mantenernos fieles a eso.

HN: ¿Cómo responde el público palestino a vuestra música?

SN: Nuestro público no es limitado. Hay niños y gente mayor que forma nuestro público. Tenemos una base amplia de seguidores dentro y fuera de Palestina. Tenemos muchos fans que no viven en Palestina, que son refugiados en Líbano, en EEUU. Los palestinos están sedientos de esta clase de música y ahora hay muchos grupos de hip hop ahí fuera, en cada ciudad, en cada pueblo.

HN: La desposesión de la gente tiene lugar cuando se violan sus derechos y su demanda de identidad. Tú confrontas eso a través de tu realidad y tu arte. ¿Cómo te ha afectado DAM a nivel personal?

SN: Hace poco celebramos nuestro décimo aniversario. La idea de cantar y hacer música de esta manera, empezó a cocinarse un año antes, es decir, hace once años. Pero oficialmente celebramos diez años de existencia de DAM. Esto me ha afectado mucho como ser humano. Cuando empezamos éramos realmente jóvenes y cantábamos sobre las drogas y la violencia relacionada con ellas en nuestros barrios. Poco después, empezamos a pensar y a cuestionarnos; nuestro proceso mental estaba todavía relacionado con el abuso de las drogas – por qué colocabamos eso en primer lugar -. Acabamos entendiendo las políticas de las minorias. Tal y como pasa en EEUU, con las comunidades negras e hispanas, hay un sentimiento profundo de desigualdad en los ojos del Estado y es evidente en el tratamiento impuesto contra ellos, contra nosotros. Entendimos más sobre la ocupación conforme nos comprometiamos más con nuestra música. Tienes que trabajar dentro de la comunidad si de verdad quieres el cambio.

HN: Alguien le preguntó a Bertolt Brecht si en los tiempos oscuros habría canto. A lo cual replicó, sí, habrá canto de los tiempos oscuros. Desde que DAM empezó hace diez años, los tiempos han permanecido oscuros. ¿Dónde ves vuestra música durante esos tiempos y después?

SN: La música de DAM no es solo sobre los tiempos oscuros. Somos humanos también, no sólo palestinos. Alguna gente nos lee como lee las noticias. Tenemos arte, cultura, historia, cantamos acerca de todo eso. Amamos y cantamos sobre el amor. ¿Conoces al poeta Mahmoud Darwish?. En uno de sus poemas escribió sobre cómo los palestinos también mueren de viejos, de enfermedad. No solo morimos porque vivimos en guerra. También tenemos vidas normales. Y cuando seamos libres, seguiremos cantando.

Hira Nabi,* la Intifada electrónica / Centro de información alternativa (aic)

Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">