Imprimir
ENVIAR |

Sayyed Nasrala: Somos una Resistencia; No Buscamos el gobierno

PI26/01/11 El secretario general de Hezbola, Sayyed Hasan Nasrala, pronunció un discurso televisado en el canal Al Manar, en el que se dirigió a la enorme multitud reunida en Ras Al Ein, en Baalbek, para conmemorar el Arbain del Imam Hussein (PB) y sus compañeros el martes.

Sayyed Nasrallah dijo que él abordaría tres temas principales en su discurso. “El primero será sobre la ocasión, el segundo, breve, sobre los acontecimientos en la región y el último sobre los últimos acontecimientos en Líbano, especialmente dado que estamos viviendo unos días significativos y sensibles para el destino de nuestro país.

El acontecimiento marca la culminación del período de 4 días de luto tras el aniversario del martirio del Imam Hussein, el nieto del Profeta y tercer Imam shií.

Sayyed Nasrala saludó al pueblo de Túnez pidiéndole que sea consciente y coherente y no permita a nadie malograr sus esfuerzos. “Hemos oído ayer que Feltman viajó a Túnez, lo que es un mal presagio. El pueblo de Túnez debe permanecer alerta porque cuando Feltman quiere hablar sobre procedimientos y elecciones con el gobierno interino de Túnez, hay que ser consciente también que se está preparando una conspiración contra el pueblo tunecino. Cuando Feltman, el malabarista, viene, la desolación y los conflictos le acompañan”.

Con respecto al soldado de ocupación israelí, Gilad Shalit, Sayyed Nasrala dijo que “el mundo está hablando sobre Shalit, el soldado asesino, y olvidando a los miles de honestos palestinos. Recordamos las casas que fueron destruidas y recordamos Jerusalén y la Mezquita de Al Aqsa y a los millones de refugiados contra los que todo el mundo conspira para mantenerlos alejados de su tierra, sus derechos y sus lugares santos. Desde el principio, creímos en Palestina y en el sufrimiento de su pueblo. En este camino hemos ofrecido a nuestros mártires más preciados y continuaremos sacrificándonos junto a este pueblo. Juntos hemos sido martirizados y juntos alcanzaremos la victoria, Dios mediante”.

“En relación a los acontecimientos de Líbano, Su Eminencia dijo: “Vivimos un período difícil y sensible y esto necesita de acciones responsables. Recurrimos a las instituciones constitucionales y a la legalidad para hacer frente al acta del Tribunal Especial para Líbano, que va dirigida contra la Resistencia. Lo que hicimos fue algo normal y practicamos nuestro derecho constitucional. Los ministros de la oposición dimitieron y derribaron el gobierno y luego tomamos parte en consultas parlamentarias, que llevaron a un claro resultado, y el presidente Suleiman designó a Mikati para formar un nuevo gobierno.”

“La batalla durante las consultas fue muy fuerte. Me gustaría deciros que muchos gobiernos extranjeros se interfirieron. Imaginad que el vicepresidente de EEUU llamó al líder de un grupo parlamentario para pedirle que votara por Saad Hariri. Muchos estados se interfirieron, pero la batalla política tuvo lugar en un contexto legal y constitucional,” dijo el secretario general.

“Comprendemos los sentimientos y la irritación (de los seguidores de Hariri). Pero quiero decir algo. Supongamos que el escenario fuera al revés y que el candidato del otro bloque fuera el designado y algunas personas tomaran las calles para protestar, como sucedió ayer y hoy. Habríamos sido testigos de condenas en Washington, las capitales europeas y otras del mundo. Habríais sido testigos de una campaña global que describiría a los seguidores de la oposición como terroristas y enemigos de la voluntad constitucional. Sin embargo, como las manifestaciones vinieron del otro lado, el mundo permaneció mudo. ¿Quién habla ahora del respecto a la legitimidad de Líbano y las instituciones constitucionales? ¿Por qué respetabáis la voluntad de la otra mayoría y no respetáis la de ésta? Y, si las manifestaciones y los bloqueos de carreteras son algo legítimo, ¿por qué condenáis a la oposición cuando ésta llena las calles? Se supone que todos aquellos que nos han estado dando lecciones desde 2005 sobre civilización, democracia y las reglas de la mayoría deberían hablar ahora. Sin embargo, parece que estas lecciones han terminado para siempre.”

En todo caso, Sayyed Nasrala dijo que existe hoy una nueva oportunidad política. “Las amenazas contra Mikati serán inútiles y decir que es el candidato de Hezbola es erróneo porque en 2009 él concurró en la lista de Hariri y es un hombre de centro. Estas declaraciones buscan sólo presionarle y comprendemos que están dirigidas a incitar a enfrentamientos de tipo sectario. La oposición tenía otras opciones, pero la nominación de Mikati ha sido vista por nosotros como una forma de responder al desafío y una oportunidad para el país, así que le apoyamos. El próximo primer ministro no será el de Hezbola, ni tampoco lo será el próximo gobierno. Eso se dice sólo para provocar a las potencias extranjeras contra Líbano, especialmente EEUU, Israel y los que están implicados en el proyecto israelo-norteamericano para la región”.

“No buscamos el poder y hasta 2005 no tomamos parte en ningún gabinete en Líbano. Nunca pedimos un ministerio o una administración o un gobierno. Todo lo que pedimos y todavía decimos es que somos una Resistencia. Hicimos todo lo posible para defender el país y la dignidad árabe y libanesa y para liberar nuestro territorio. Queremos dos cosas de vosotros (la coalición del 14 de Marzo): 1 – Dejadnos en paz. No conspiréis contra nosotros ni nos apuñaléis por la espalda. No necesitamos vuestra protección. 2 – Cuidad y servid al pueblo, especialmente las áreas pobres de Akkar, Bekaa y el Norte. ¿Qué habéis hecho por Akkar, Trípoli y el Norte en estos cinco años?

“Fuisteis a Washington e hicisteis promesas y estáis conspirando contra la Resistencia y sus armas. Incluso el propósito de la mesa de diálogo era el de desarmar a la Resistencia y fracasasteis. Pedisteis la Guerra de Julio contra la Resistencia y fracasasteis. Hoy utilizáis el Tribunal Especial sobre Líbano para desembarazaros de la Resistencia, pero fracasaréis,” dijo Sayyed Nasrala. “Aunque tuvimos problemas con vosotros, estamos dispuestos a vivir juntos y resolver los temas pendientes, pero no sobre la base de la eliminación del otro. Si no dáis a Mikati la oportunidad de que tenga éxito, ¿adónde queréis, pues, llevar el país?”, añadió.

Sayyed Nasrala indicó que sólo el Ejército, el Pueblo y la Resistencia pueden proteger Líbano de las agresiones israelíes, pero no la forma del gobierno ni su primer ministro. “Dad a Mikati una oportunidad, incluso aunque sea sólo un año. El rechazo a participar en el próximo gabinete sólo servirá para demostrar que la Alianza del 14 de Marzo quiere gobernar el país sola”.

Fuente: Al- Manar

Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">