Imprimir
ENVIAR |

Otra familia americana, los Jilani, víctima de la (in)justicia israelí

PI20/01/11 Emily Henochowicz, Tristan Anderson, Furkan Dogan, Brian Avery y Rachel Corrie, son todos ciudadanos americanos que fueron asesinados o gravemente heridos por parte de Israel, que no han recibido un juicio justo. Las autoridades de EEUU han pasado por alto sus casos. Ahora, se añade a ellos Ziad Jilani, un residente permanente de EE UU y cuya familia posee ciudadanía estadounidense.

El verano pasado, Jilani fue ejecutado a quemarropa por la policía fronteriza israelí en Jerusalén. Haaretz informa que la investigación de su caso ha sido cerrada.

Amira Hass de Haaretz informó el verano de 2010 que:

Un automovilista de Jerusalén Este que atropelló e hirió a varios policías fronterizos israelíes, recibió dos disparos en el rostro mientras se encontraba en el suelo, informaron testigos oculares. Los disparos fueron realizados cuando los oficiales no tenían motivos para temer por sus vidas, y fácilmente podrían haber detenido al sospechoso.

Testigos en la zona de Jerusalén oriental de Wadi Joz indicaron a Haaretz que Ziad Jilani perdió el control de su coche y se desvió, golpeando al grupo de oficiales. Afirmaron, que el choque fue un accidente, y no se habría cometido intencionalmente como se informó en un inicio.

Hass y Yaniv Kubovich informan sobre el cierre del caso por el Ministerio israelí de Justicia:

La viuda d un automovilista que fue asesinado a tiros por la policía en Jerusalén Este en Junio denunció ayer junto a su abogado que el Ministerio de Justicia israelí ha cerrado la investigación sobre el proceso. En una conversación con Haaretz Moira Jilani, ciudadana estadounidense, expresó su consternación por el cierre de la investigación.

A raíz de la muerte de Jilani, Richard Silverstein ha denunciado al Consulado de EE.UU. por la poca ayuda que ofrece a la familia Jilani:

La viuda de Jilani es ciudadana americana. Como tal, tiene derecho a todos los servicios del consulado de los EEUU en Jerusalén Este. Por desgracia, la respuesta del consulado ha sido displicente y hosca en mejor de los casos. Después de una investigación realizada por la hermana de Jilani, ciudadana estadounidense que vive en California, el congresista Brian Bilbray escribió al consulado. La respuesta de la Cónsul, Debra Towry fue que se le ofreció a la familia una lista de abogados, la cual según ellos, fue rechazada. La verdad es que la familia se vio obligada a contratar su propio abogado, sin ayuda alguna, y sin ninguna lista ofrecida por parte del consulado. El cónsul señaló en su carta a Bilbray que un representante consular asistió a la primera audiencia judicial por la muerte de Jilani. Esto es cierto. Pero sólo lo hicieron después de que la viuda solicitara su asistencia.

Esta es una conducta repetida de Israel y EE.UU. no hace lo suficiente para presionar por justicia para sus propios ciudadanos.

El caso Henochowicz ha sido cerrado. La administración Obama no se pronunció sobre el caso de Dogan, el americano turco que fue asesinado sobre el Mavi Mármara.

La Familia Corrie, todavía busca, con valentía, justicia. Y pese a todo Israel sigue el gran "aliado" de EE.UU.'

Fuente: palestinalibre.org

Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">