Imprimir
ENVIAR |

Las Horas que Precedieron al Fracaso de la Iniciativa Sirio-Saudí

PI14/01/11 “Hariri tiene sus reivindicaciones, ciertas cosas que están fuera de nuestro control. Nuestra iniciativa juntos está terminada pero nuestra relación continúa”. Éstas son las declaraciones que el rey saudí Abdula transmitió al presidente sirio, Bashar al Assad, tras haberse reunido el martes en Nueva York con el primer ministro libanés Rafiq Hariri.

Según el periódico londinense en lengua árabe Al Quds al Arabi, que cita fuentes de la oposición libanesa, estas declaraciones fueron el detonante del anuncio el martes del líder del Movimiento Patriótico Libre, Michel Aún, sobre el fracaso de la iniciativa sirio-saudí, que fue lanzada hace cinco meses por el Rey Abdula y el presidente Assad en persona para amortiguar los efectos del acta de acusación del Tribunal Especial para Líbano.

Durante la jornada, los norteamericanos habían dado ya sus órdenes. Según la cadena qatarí Al Yazira, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, informó al rey Abdula y a Hariri que su país no aceptaría en ningún caso un arreglo antes de la publicación del acta de acusación del TEL.

Poco antes, visitantes en Damasco informaron de las respuestas de los responsables sirios a las declaraciones de Hariri críticas hacia Siria. Aquellos pidieron “al otro bloque político (libanés) que respete sus compromisos”. También aseguraron que el acuerdo sirio-saudí no había nunca contemplado una contrapartida siria.

Según fuentes sirias, Hariri en su última carta dijo que esperaba que los sirios retiraran las órdenes de arresto emitidas por la Justicia siria contra ciertas personalides próximas a él y sospechosas de estar implicadas en el reclutamiento de falsos testigos para desviar la investigación sobre el asesinato del ex primer ministro libanés Rafiq Hariri. Hariri pidió también a Siria que presionara a sus aliados libaneses, y a la cabeza de ellos Hezbola, para que se le ofreciera “un primer pago en contrapartida”.

“Los sirios consideran que la carta de Hariri muestra que él ha equivocado su camino y dirección”. Según los sirios, las acusaciones de Hariri a los otros de no haber respetado sus compromisos no son más que una tentativa de huida hacia delante y una maniobra dirigida a distraer la atención para evitar una posición embarazosa dentro de su país.

“Si los compromisos no han sido respetados, no es Siria, sino Saad Hariri el que no los ha respetado. Él ha dicho una cosa a Bashar al Assad y ha hecho otra cosa,” dijeron los responsables sirios.

Fuente: Al Manar


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">