Imprimir
ENVIAR |

Cayó el gobierno del Líbano por la renuncia de los once ministros del movimiento Hezbollah

PI12/01/11 El gobierno de unidad nacional del Líbano colapsó hoy luego de que el movimiento islamista Hezbollah y partidos aliados retirarán a sus ministros del gabinete en protesta por una investigación internacional sobre el asesinato del ex primer ministro Rafik Hariri.

La caída del gobierno dio paso a la peor crisis política desde 2008 en uno de los países más volátiles de Medio Oriente, que aún busca recuperarse de una sangrienta guerra civil (1975-1990) y de conflictos con Israel, incluyendo una invasión en 1982 y una guerra de un mes entre el Estado hebreo y Hezbollah en 2006.

Se espera que el tribunal de la ONU que investiga el caso Hariri mencione a miembros de Hezbollah en su inminente acusación preliminar, algo que el movimiento teme que dañe su imagen en el mundo árabe y otros que reavive las tensiones que desde hace décadas dividen a las distintas comunidades del pequeño país.

"Este gabinete se convirtió en una carga para los libaneses, incapaz de realizar su trabajo", dijo el ministro de Energía, Jibran Bassil, en conferencia de prensa flanqueado de otros ministros renunciantes.

"Estamos dando una chance para que otro gobierno se haga cargo", agregó el ya entonces ex ministro, quien llamó al presidente, Michel Suleiman, a solicitar la formación de un nuevo gobierno.

Hezbollah, un partido político apoyado por Siria e Irán y con una poderosa milicia mejor equipada que el propio Ejército libanés, considera al tribunal de la ONU un "proyecto israelí", y urgió varias veces a Saad Hariri a rechazar sus hallazgos incluso antes de que presente sus acusaciones.

Pero el premier se negó a cortar sus vínculos con el tribunal, que tiene su sede en La Haya, Holanda.

La oficina de Hariri no hizo ningún comentario, al menos en las primeras horas posteriores a la renuncia en masa.

Al momento del anuncio de las dimisiones, Hariri se encontraba en Washington, donde fue recibido por el presidente Barack Obama para discutir la crisis en su país.

El encuentro era a puertas cerradas y no estaban previstas declaraciones de los mandatarios a su término, informó la Casa Blanca.

La caída del gobierno ocurrió tras el fracaso de una misión de varios meses de Siria y Arabia Saudita para encontrar un compromiso que solucionara la crisis.

El emir de Qatar, el jeque Hamad bin Jalifa al Thani, llamó por su parte hoy al presidente Suleiman, para intentar solucionar el conflicto en el último minuto, informó el gobierno de Qatar.

El ministro Bassil dijo que los ministros decidieron dimitir porque Hariri "sucumbió a las presiones extranjeras y estadounidenses" y dio la espalda a la mediación siria y saudita, informó la cadena de noticias CNN.

Observadores políticos temen ahora que Hezbollah extienda la confrontación directa con los sectores que responden a Saad Hariri, de tendencia prooccidental, del ámbito político a las calles.

La organización teme que una condena del tribunal por el asesinato de Hariri dañe su imagen como movimiento de resistencia frente a Israel.

Hariri formó su gobierno "de unidad" en noviembre de 2009, pero profundas divisiones dificultaron su funcionamiento, y en los últimos meses estaba literalmente paralizado por la crisis en torno a la investigación internacional sobre Rafik Hariri.

La violencia es siempre una gran preocupación cada vez que se generan tensiones internas en el Líbano, donde los musulmanes chiitas, los sunnitas y los cristianos constituyen cada uno de ellos una tercera parte de los 4 millones de habitantes.

En 2008, una ola de enfrentamientos intercomunitarios dejó 81 muertos y estuvo a punto de sumir al Líbano en otra guerra civil.

El atentado contra Hariri mató a otras 22 personas y dividió profundamente al país.

Hariri era un sunnita considerado un héroe por esa comunidad y apoyado por muchos cristianos que simpatizaban con sus esfuerzos de los últimos meses de su vida para reducir la influencia de Siria sobre el Líbano.

Su asesinato desató protestas callejeras que derribaron al gobierno anti sirio que sucedió al suyo y contribuyeron a la decisión de Siria de retirar a sus tropas del Líbano luego de años de presencia.

A esto siguió una serie de asesinatos de políticos y figuras públicas anti sirias que según los investigadores de la ONU estuvieron ligadas al crimen de Hariri.

Fuente: Telam

Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15"> t="15">