Imprimir
ENVIAR |

Judíos y árabes argentinos, cruzados por la política exterior


PI23/12/10 Como nunca antes, el conflicto de Oriente Medio terminó complicando la diplomática convivencia de judíos y árabes -tanto de religión islámica como cristiana- de la Argentina. En la última semana las comunidades mantuvieron un fuerte contrapunto, que se disparó a principios de mes, cuando el Gobierno, en sintonía con otros países de la región, reconoció a Palestina como un Estado “libre e independiente”.

De hecho, ante la noticia, las reacciones de un lado y otro fueron diametralmente opuestas: mientras que el presidente del Centro Islámico, Samir Salech festejó la declaración reafirmando “su apoyo a la política exterior” de Cristina Kirchner, el presidente de la AMIA, Guillermo Borger manifestó “dolor y bronca”, aunque aclaró que era necesario que los palestinos tuvieran su Estado.

Hasta ahora, la colectividad más activa en estos temas de alta sensibilidad política había sido la judía, de fluidos vínculos con la administración kirchnerista. Pero en estos días, árabes e islámicos (entre ellos los iraníes, que son persas) reaparecieron para también reclamar un rol central. El último capítulo tuvo en escena un fuerte choque entre los embajadores del Líbano y de Israel ante Argentina.

El primero, Hicham Hamdan, silencioso hasta en la última incursión de Israel contra el Líbano, difundió su contundente carta a Daniel Scioli, a quien, entre otros puntos, le manifestó su “gran preocupación” por su intención de firmar acuerdos de cooperación y seguridad con el

Estado judío al que acusó de “violación sistemática” de los derechos humanos contra el pueblo palestino. Pasaron sólo horas, y el embajador Daniel Gazit respondió en los mismos términos: “Me imagino que al distinguido embajador, que representa al mismo tiempo a Hezbollah, le habría gustado que el gobernador Scioli visitara” a esa organización terrorista en el Líbano, donde “podría aprender muchas cosas interesantes para la seguridad ciudadana”, como “preparar y ejecutar atentados contra civiles inocentes o liquidar a oponentes políticos con coches-bomba”, declaró a la AJN.

Después, vendría la contrarréplica de Hamdan acusando a Gazit de “reacciones vacías”, y “carentes de lógica”, que –según él– “despiertan el odio” en los “ciudadanos de la colectividad judía”, a la que acusó sin tapujos de reflejar “arrogancia y falta de respeto hacia la opinión pública argentina”, entre ellos los árabes. Más llamativo aún fue el fuerte mensaje de la Confederación de Entidades Argentino Arabes (Fearab), titulado “La verdadera cara de la AMIA”, y por el que dio su apoyo a Hamdan y a la causa palestina. Fearab subrayó además que en este país vivían tres millones de árabes y descendientes.

Consultadas por Clarín , DAIA y AMIA guardaron silencio sobre la cuestión: la tensión entre comunidades a raíz de la declaración argentina sobre el Estado palestino. También otras organizaciónes que sí están de acuerdo con la misma. “La relación (entre árabes y judíos) es ya nula desde la guerra contra el grupo terrorista Hamas”, señalaron desde las altas esferas de las intituciones políticas de la colectividad. Se refería la fuente a la incursión militar israelí de diciembre de 2008 y enero de 2009 sobre Gaza, que para Israel fue una “guerra justa”, pero sin embargo fue repudiada por la comunidad internacional y sumamente impopular para los israelíes.

“No hay que importar conflictos”, dijo advirtió otra fuente.

Antecedentes

Una de las primeras decisiones del Gobierno sobre el conflicto de Oriente Medio fue a fines de 2008 cuando pidió que Israel y Hamas detuvieran la escalada de violencia en Gaza. Al mismo tiempo, mandó ayuda humanitaria a los palestinos.

A principios de mes, el Gobierno reconoció a Palestina como un Estado “libre e independiente”. Lo mismo hizo Brasil y lo harán otros países de la región.

Pero por la misma sensibilidad del tema para la numerosa colectividad judía argentina, la declaración local es más flexible que la de otros países. No se limita a las fronteras previas a 1967, sino que contempla otros acuerdos entre las partes.

La semana pasada el Mercosur anunció la firma de un acuerdo de libre comercio con Palestina.

Fuente: Clarín

Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15">