Imprimir
ENVIAR |

Al Qaeda en Gaza: la nueva amenaza


PI13/12/10 El territorio de Gaza ya no estaría controlado únicamente por Hamas. Aparentemente vinculados con la red terrorista Al Qaeda, una nueva oleada de grupos de fanáticos locales, más conservadores que Hamas y aún más distanciados de Israel conocidos como Salafi Yihadis, parece estar consolidándose en esta región de Medio Oriente.

Los extremistas islámicos de Hamas, históricamente, reconocen como su enemigo natural al gobierno de Israel; fue siempre el blanco de sus ataques. Sin embargo, en los últimos tiempos, los conflictos parecen ya no ser exclusivamente entre judíos e islámicos, o judíos y palestinos. Ahora, los miembros de Hamas deben lidiar con nuevos grupos de fanáticos islámicos, que estarían vinculados a Al Qaeda, y que están dispuestos a pelearles el predominio de la zona de Gaza.

Un nueva oleada de fanáticos locales, inspirados por la red terrorista global Al Qaeda, estarían convirtiéndose en un problema cada vez mayor para los extremistas islámicos de Hamas que gobiernan Gaza. A pesar de que Hamas sigue firmemente en control de Gaza tras tomarlo por la fuerza en 2007, sus rivales radicales, conocidos como Salafi Yihadis, cada vez tienen más protagonismo en la región.

¿QUIÉNES SON LOS SALAFI YIHADIS?

Son apenas unos pocos centenares de hombres armados divididos en varios grupos que predican yijad global, y son adherentes de una forma del Islam aún más conservadora que la de Hamas. Quizás lo más preocupante es que estos grupos dicen tener un creciente respaldo entre los residentes de Gaza, que viven bajo las intensas presiones del aislamiento y la pobreza. Eso creó temores de que los grupos sean un puente hacia Al Qaeda.

Hamas insiste en que desmanteló los grupos después de un tiroteo que mató a 26 personas en una mezquita el año pasado. Pero luego de varios meses de pausa, los Salafi Yihadis volvieron a la actividad. Además de reanudar sus ataques contra Israel en semanas recientes, hicieron estallar el automóvil de un líder de Hamas en las afueras de su casa en el sur de Gaza.

El grupo se atribuyó la responsabilidad y advirtió que el ataque era sólo una advertencia. "No dejaremos de atacar a las figuras de este gobierno pervertido y deshonesto de Hamas, rompiéndoles los huesos y limpiando la pura tierra de la Franja de Gaza de esas abominaciones. Lo que viene será más duro y más horrible", amenazaron.

Los grupos se oponen a Hamas por no imponer la ley islámica en Gaza y por respetar una tregua táctica con Israel en los últimos dos años. Los Salafi Yihadis armados comenzaron a hacerse notar poco después de la retirada de Israel de Gaza en 2005. Plantaron bombas en las afueras de cibercafés, que consideran antros de vicio, atacaron instituciones cristianas y secuestraron a varios periodistas extranjeros.

ISRAEL, EN ALERTA

Desde el gobierno de Benjamin Netanyahu se sostiene que esos grupos planean cruzar hacia Egipto para usarlo como trampolín para ataques contra israelíes y extranjeros. No obstante, el jefe del gobierno de Hamas en Gaza, Ismail Haniye, rechazó la acusación y aseguró que con esto Israel estaría buscando justificar una nueva acción militar contra la Franja de Gaza.

Haniye afirmó que las declaraciones acerca de una supuesta presencia de Al Qaeda eran parte de un intento de Israel para desacreditar a Hamas, un grupo ya rechazado por gran parte del mundo, y quizás para justificar una acción contra el territorio en el marco de la guerra global contra el terrorismo.

Israel dice que la amenaza es real y los funcionarios egipcios señalan que en la primera semana de noviembre arrestaron a 25 simpatizantes del Ejército del Islam, uno de los principales grupos inspirados por Al Qaeda que participó, junto con Hamas, en la captura del soldado israelí Gilad Schalit en 2006.

Además, un alto funcionario, que pidió preservar el anonimato, advirtió que centenares de extremistas, mayormente de Yemen, incluidos algunos entrenados por Al Qaeda, ingresaron a Gaza a través de túneles ilegales procedentes de Egipto y aseguró que milicianos de Gaza recibieron entrenamiento en Sudán y Yemen.

Fuente: observadorglobal.com


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15">