Imprimir
ENVIAR |

Los palestinos acogen sin entusiasmo las propuestas de Clinton


PI13/12/10 RAMALA, Territorios Palestinos — Los dirigentes palestinos acogieron este domingo fríamente y con escepticismo las declaraciones de la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, para una reactivación de negociaciones indirectas de paz con Israel.

"Estados Unidos vuelve a poner sobre la mesa negociaciones indirectas con Israel, lo que quiere decir que no tienen nada que proponer por el momento", declaró a AFP el negociador palestino Mohamed Shtayyeh.

"No es razonable que Estados Unidos se abstenga de tomar posición dejando a las partes negociar sin fijar un objetivo final", estimó.

Shtayyeh recordó que "desde hace diecinueve años Israel y los palestinos negocian en vano" en referencia a la conferencia de Madrid de 1991 que había lanzado el proceso de paz, y reclamó a Washington una posición más firme frente a Israel.

El negociador palestinos pidió a Washington adoptar una posición más firme frente a Israel, cual es la de "reconocer un Estado palestino en las fronteras de antes de la guerra israelí-árabe de 1967, con Jerusalén Este como capital" o "por lo menos anunciar que tal será el objetivo final de las negociaciones".

Otro dirigente palestino, Yaser Abed Rabo, consejero del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, expresó la cólera y la frustración de su campo que al parecer no tiene más ninguna ilusión sobre el futuro de las conversaciones -directas o indirectas- con el gobierno derechista de Benjamin Netanyahu.

"El antiguo método de negociaciones no dio ningún resultado y no podemos volver al antiguo modo de negociaciones y a su cortejo de reuniones" sin resultados, advirtió, en una entrevista al cotidiano en árabe Al Hayat, dejando a entender que los palestinos podrían optar por la proclamación unilateral de independencia.

De lado israelí, el gabinete reunido este domingo se abstuvo de reaccionar oficialmente, si bien dejó aparecer desacuerdos internos.

Un allegado de Netanyahu, el ministro del Medio Ambiente israelí, Gilad Erdan, dijo que el Gobierno no estaba dispuesto a discutir de cuestiones claves con "un cronómetro en la mano" bajo presión estadounidense.

El primer ministro "continuará actuando por la paz dando por sentado que su precio no puede ser tal que amenace la existencia o el futuro de Israel", destacó.

Erdan descartó una retirada global de Cisjordania y de Jerusalén Este anexado, alegando que esos territorios se convertirían en bases de ataque contra Israel de parte de los islamistas, aliados de Irán.

Al mismo tiempo, desautorizó al ministro de Defensa, el laborista Ehud Barak, que en Washington evocó la hipótesis de una partición de Jerusalén en el marco de un arreglo de paz, opinión contraria a la de Benjamin Netanyahu.

Sobre este punto, Ehud Barak "no representa ni al gobierno ni al Primer ministro", dijo Erdan.

De su lado, el ministro de Comercio e Industria, el también laborista Binyamin Ben Eliezer, evocó la amenaza de un salida de su partido del gobierno si las "negociaciones de paz son congeladas" debido a la intransigencia de Israel.

El viernes, Hillary Clinton propuso una reactivación de las negociaciones indirectas para salir el proceso de paz israelí-palestino del atolladero en torno al tema de la colonización judía, exhortando a las dos partes a enfrentar "sin tardar" las cuestiones claves del tema, anunciando que WAshington será un interlocutor exigente.

Para este efecto, Washington envió en nueva gira por la región al emisario estadounidense George Mitchell, que el lunes se reunirá Netanyahu y con el líder palestino Mahmud Abas.

Washington quiere llevar a las partes a concentrarse en los parámetros centrales de un acuerdo de paz: la cuestión de las fronteras, la del estatuto de Jerusalén, la de los refugiados y la suerte definitiva de las colonias.

Fuente: AFP


Imprimir


VOLVER


           

 
 
 
 
t="15">