Imprimir
ENVIAR |

EEUU dio “refugio seguro” a Nazis


PI15/11/10 Una historia secreta sobre la operación de cacería de Nazis del gobierno de EEUU concluye que funcionarios de inteligencia estadounidenses crearon un ¨refugio seguro¨ en EEUU para Nazis y sus colaboradores luego de la Segunda Guerra Mundial, y detalla décadas de conflictos, frecuentemente ocultados, con otras naciones sobre los criminales de guerra en EEUU y en el extranjero.

El informe de 600 páginas, el cual el Departamento de Justicia trató de mantener en secreto por cuatro años, suministra nueva evidencia acerca de más de dos docenas de los casos más notorios sobre Nazis de las tres últimas décadas.

Describe la persecución póstuma del gobierno de EEUU del Dr. Josef Mengele,, conocido como el Ángel de la Muerte de Auschwitz, parte de cuyo cuero cabelludo fue mantenido en una gaveta del Departamento de Justicia; el asesinato de un ex soldado de la Waffen SS en Nueva Jersey; y la equivocación de identificación del gobierno del guardia del campo de concentración de Treblinka, conocido como Iván el Terrible.

El informe cataloga los éxitos y fracasos de la banda de abogados, historiadores e investigadores de la Oficina de Investigaciones Especiales del Departamento de Justicia (OSI), la cual fue creada en 1.979 para deportar Nazis.

Quizás las revelaciones más condenatorias del informe vienen en la evaluación de la relación de la CIA con exiliados Nazis. Académicos y previos informes del gobierno han reconocido el uso de Nazis por parte de la CIA para propósitos de inteligencia en la post-guerra. Pero este informe va más allá de la documentación en el nivel de complicidad de EEUU y el engaño en tales operaciones.

El informe del Departamento de Justicia, que describe lo que se denomina “la colaboración del gobierno con los fiscales”, indica que investigadores de la OSI supieron que algunos de los Nazis “tenían de hecho conocimiento de la entrada autorizada” a EEUU, aún cuando funcionarios del gobierno conocían el pasado de los Nazis. El informe señala que “EEUU, que se enorgulleció de ser un refugio seguro para perseguidos, se convirtió también en un refugio seguro para perseguidores”.

El informe también documenta divisiones dentro del gobierno sobre el esfuerzo y los problemas legales en la dependencia de testimonios de sobrevivientes del Holocausto que tenían décadas de antiguedad. El informe también concluyó que el número de Nazis que llegaron a EEUU era ciertamente menos de 10.000, la cifra ampliamente citada por funcionarios del gobierno.

El Departamento de Justicia ha rechazado publicar el informe desde el 2.006. Bajo la amenaza de una demanda, entregó el mes pasado una pesada versión redactada a un grupo privado de investigación, el Archivo Nacional de Seguridad, pero aún entonces muchas de las partes más legales y diplomáticamente sensibles fueron omitidas. Una versión completa fue obtenida por el diario The New York Times.

Fuente: Aporrea


Imprimir


VOLVER