Imprimir
ENVIAR |

Dilma gana las elecciones y pelea por evitar la segunda vuelta del 31 de octubre


PI04/10/10 Como estaba previsto, Dilma Rousseff ganará las primeras elecciones brasileñas sin Luiz Inácio Lula da Silva en más de dos décadas. Sin embargo, la candidata izquierdista y favorita del jefe de Estado aún no tiene asegurada una ventaja suficiente para evitar la segunda vuelta del 31 de octubre contra el socialdemócrata José Serra.

Según la encuesta a pie de urna elaborada por el instituto Ibope, Dilma vencerá con el 51% de los votos. Pero el margen de error -dos puntos- deja abierta la posibilidad de que finalmente quede por debajo del 50%, lo que forzaría una segunda ronda. El sondeo da un 30% a Serra, mientras que la 'verde' Marina Silva alcanza un 18%.

El pronóstico coincide casi al milímetro con lo previsto en los estudios divulgados durante la última semana.
Mientras tanto, el recuento avanza y llega ya hasta el 86%. Según esos datos provisionales, Dilma acumula el 45,4% de los votos y lidera la batalla frente a Serra (33,3%) y Marina (20%).

El desempeño de la candidata del Partido de los Trabajadores (PT), por debajo de lo previsto en los sondeos anteriores, podría explicarse por el retraso en el recuento de las regiones norte y nordeste, donde se espera que arrase.

'Tranquilidad'

Los tres presidenciables acudieron a votar a lo largo de la mañana en Porto Alegre, São Paulo y Rio Branco, respectivamente. La primera fue Dilma, ex guerrillera y ex ministra de 62 años. "Espero el resultado con tranquilidad, sea en la primera o en la segunda vuelta". Así, con calma, se dirigía al colegio Santos Dumont pasadas las 09.00 horas la abanderada del PT.

Antes, Dilma tomó un café en un hotel del centro de Porto Alegre e hizo declaraciones a la prensa. "Estoy muy feliz", afirmó. "Hemos llegado hasta aquí y hemos conseguido desarrollar una campaña en todo Brasil, llevar nuestras propuestas a todo el país".

La ex ministra de la Casa Civil -jefa de gabinete- dio las gracias por el trabajo de los últimos meses a "los compañeros militantes", al pueblo y a los candidatos. "También agradezco a Dios -prosiguió- por haberme dado fuerzas, porque he tenido toda una trayectoria de superación de obstáculos hasta hoy. Y al presidente Lula, por el hecho de que hayamos representado un proyecto que siempre ha sido capaz de superar desafíos y obstáculos".

¿Cuatro semanas más?

El propio jefe de Estado votó también hacia las 09.35 horas en São Bernardo do Campo, en el estado de São Paulo, y restó importancia a la posibilidad de que sea necesaria una segunda ronda el próximo 31 de octubre.

"Yo no gané a la primera ni en 2002 ni en 2006", recordó Lula, acompañado por la primera dama, Marisa Letícia, y los candidatos del PT a gobernador, Aloizio Mercadante, y a senadora, Marta Suplicy. "Sólo se va a retrasar 30 días en caso de que haya segunda vuelta. Lo importante es que Dilma está en una situación muy privilegiada", añadió.

'Brasil no tiene dueño'

Debido a la diferencia horaria en el estado de Acre, la ecologista Marina no votó hasta las 11.00 horas. Lo hizo en Rio Branco y aprovechó para hacer la 'V' de la victoria ante las cámaras. "Que se haga lo mejor para Brasil", dijo. "Tengo confianza en Dios. Habrá otras elecciones".

De los tres principales candidatos, el último en hacerlo fue Serra, quien retrasó su paso por las urnas hasta las 13.00 horas, en el colegio paulista de Santa Cruz. "Brasil no tiene dueño, el dueño es el pueblo", proclamó. "Si Dios quiere, vamos a la segunda vuelta por el bien de Brasil".

Fuente: elmundo.es


Imprimir


VOLVER