Imprimir
ENVIAR |

EEUU al Borde de Otra Recesión


PI31/08/10 La economía norteamericana puede estar al borde de otra recesión. El miércoles próximo pasado, el gobierno anunció una caída en la actividad industrial y la cifra más baja de adquisiciones de viviendas en casi 50 años.

Mientras tanto, el desempleo continúa cercano a una cifra de doble dígito debido a la ralentización en el incremento de nuevos empleos en el sector privado, dijo AP.

Los economistas predicen que el gobierno anunciará el viernes que la economía creció desde abril a junio incluso más lentamente de lo que se había previsto, es decir, a una tasa de crecimiento inferior al 2%, débil para los tiempos normales y especialmente para una economía anémica tras una recesión.

“Las probabilidades de una doble recesión son alarmantemente altas,” dijo Mark Zandi, economista jefe en Moody´s Analytics refiriéndose a la posibilidad de que la nación caiga de nuevo en una recesión. “Nada más puede ir mal. No queda ninguna protección.”

El sector de la vivienda nunca se recuperó plenamente de la recesión. Los constructores se han visto obligados a competir con las subastas de propiedades embargadas, que son ofrecidas a precios mucho más bajos.

Según cifras del gobierno, en julio la cifra de ventas de nuevas viviendas cayó un 12,4% en comparación con el mes anterior. Esta cifra es la más baja en casi 47 años. En los 12 meses que acabaron en julio, se vendieron 276.000 viviendas en comparación con las 600.000 de media anual desde 1983 a 2007.

La debilidad de las ventas significa menos puestos de trabajo en el sector de la construcción, que normalmente alimenta las recuperaciones económicas. Como media, cada nueva vivienda crea el equivalente a tres empleos anuales y genera unos 90.000 dólares en impuestos, según la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas.

La industria recibió algo de alivio en la primavera pasada cuando el gobierno ofreció incentivos fiscales a los compradores. Sin embargo, estos incentivos expiraron en abril y desde el entonces el número de ventas ha caído pese a los bajos precios y las tasas hipotecarias más reducidas de las últimas décadas.

Para los hogares medios norteamericanos, la tasa del crecimiento económico no tiene mucha importancia. Los dos indicadores que importan más son la tasa de desempleo, que continúa oficialmente en el 9,5%, y el valor de la vivienda que se ha hundido hasta un 30% con respecto a su punto más alto en 2006.

Fuente: Al Manar


Imprimir


VOLVER