Imprimir
ENVIAR |

Orquesta de Barenboim difunde su mensaje de paz en América Latina


PI15/08/10 Tras presentarse el viernes en Quito, donde fue ovacionada de pie durante más de 10 minutos, la orquesta se dirige a Bogotá y luego a Buenos Aires. Allí finalizará su gira latinoamericana el día 25.

"El único aspecto político que prevalece en la orquesta es la convicción de que no existe una solución militar al conflicto árabe-israelí, y que los destinos de israelíes y palestinos están inevitablemente unidos", destacó Barenboim.

Sin embargo, reconoció que aunque en Palestina la población tiene inmensas expectativas sobre lo que estos músicos pueden lograr en apoyo de la paz, en Israel los jóvenes judíos integrantes de la orquesta "son considerados traidores" por muchos de los ciudadanos.

"El entendimiento es el inicio de cualquier relación. Hay que tener coraje para aceptar el relato del otro, o al menos para entenderlo, y ésa es la máxima responsabilidad de Israel", sostuvo Barenboim.

Compuesta por 92 jóvenes israelíes, palestinos, sirios, libaneses, jordanos, egipcios y españoles, la orquesta conmovió al público quiteño con la interpretación de la segunda, cuarta y octava sinfonías de Ludwig van Beethoven (1770-1827).

"Muy pocas veces hemos tenido en Quito la oportunidad de gozar de un concierto así. Y ‘gozar’ es una palabra que se queda corta. Nos ha emocionado", dijo a IPS el crítico musical Fernando Larenas, editor general del diario ecuatoriano El Comercio.

Símbolo de la superación de los conflictos humanos, esta orquesta tiene sus orígenes en un taller de música para jóvenes intérpretes de Israel, Palestina y otros países de Medio Oriente creado en 1999 por Barenboim y el filósofo palestino Edward Said, fallecido en 2003.

Convencidos de que la convivencia y el diálogo intercultural pueden ser un ejemplo para la paz, Barenboim y Said decidieron seguir adelante con la experiencia y formar una orquesta que reuniera cada año, mediante convocatoria abierta, a jóvenes músicos de esos países.

Ahmed, de 30 años, violonchelista de la Orquesta Sinfónica de El Cairo y profesor del conservatorio de esa ciudad, participa por cuarta vez en este experimento cultural. En conversación con IPS dijo sentirse satisfecho por la oportunidad de conocer América Latina y por la forma en que va madurando la orquesta.

Su mayor emoción, sin embargo, es que Barenboim lo haya escogido para interpretar con él el quinteto de Robert Schumann (1810-1856) para piano y cuerdas en mi bemol mayor, el 20 de agosto en el remozado Teatro Colón de Buenos Aires.

Allí la orquesta ofrecerá siete presentaciones, donde el propio Barenboim ejecutará conciertos al piano, celebrando los 60 años de su debut, cuando era un niño prodigio de siete años, en su ciudad natal.
Jaime Mantilla, director del diario Hoy y de un grupo de medios ecuatorianos, destacó en diálogo con IPS el ejemplo mundial de construir la paz por medio de la música de la orquesta y que "un artista multipremiado de la talla de Barenboim" la haya promovido y continúe en ella, año tras año.

Su empresa distribuyó como regalo, tras el concierto en Quito, el disco compacto "Daniel Barenboim, intérprete y director", que incluye una selección de extractos de obras dirigidas o interpretadas por él.

El nombre Orquesta West-Eastern Divan (Orquesta del Diván Occidental-Oriental) procede de una colección de poemas del escritor alemán Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832) que aluden al acercamiento del Islam a Europa, explicó Barenboim en una conferencia de prensa en la capital ecuatoriana.

En 2002 la orquesta se estableció definitivamente en Sevilla, donde desde 2004 funciona la Fundación Barenboim-Said, gracias al patrocinio de la Junta de Andalucía.

"No deja de sorprenderme de la generosidad del gobierno de España, que auspicia esta gira para unirse a las celebraciones del bicentenario de las independencias de América Latina", dijo Barenboim en el foyer de la Casa de la Música, en cuyo escenario principal, con capacidad para 900 personas, se realizó el concierto de Quito.

Según fuentes de la Fundación Filarmónica Casa de la Música, que gestiona este complejo de varias salas, para la presentación en Quito los costos cubiertos por España ascendieron a 160.000 dólares, a los que habría que añadir el transporte aéreo, obtenido por el embajador de Ecuador en Alemania, Horacio Sevilla.

Fuente: Palestina Libre



Imprimir


VOLVER