Imprimir
ENVIAR |

Fundador de Wikileaks responde a EEUU: “No tengo las manos manchadas de sangre”


PI01/08/10 El fundador de Wikileaks indicó que la página de Internet había tratado de involucrar a la Casa Blanca en sus esfuerzos para someter a investigación ese material antes de su publicación,los 90 mil documentos secretos sobre la Guerra de Afganistán

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, rechazó las acusaciones del Gobierno de EE.UU., que le reprocha tener “las manos manchadas de sangre” tras haber filtrado 90.000 documentos militares clasificados sobre la guerra en Afganistán y el comportamiento de las tropas aliadas.

En declaraciones hechas a un programa de la cadena británica BBC, Assange aseguró que no existen pruebas de que algún militar o civil haya muerto como resultado de la filtración. El fundador de Wikileaks acusó al Pentágono de estar intentando distraer la atención de las miles de bajas mortales ocurridas en el conflicto.

También se refirió a los comentarios hechos por el jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, el almirante Mike Mullen, quien criticó con especial dureza la actuación de Wikileaks. “Uno debe pensar por qué el Pentágono se centra en la hipotética sangre que dice que podría estar manchando nuestras manos (…) si tenemos en cuenta las 20.000 vidas que se han perdido en Afganistán, que se documentan y se exponen en nuestro material”, dijo Assange a la BBC.

El sábado, de hecho, la Casa Blanca pidió a Wikileaks que no publique otros 15.000 documentos de los que presumiblemente dispone este portal.

El fundador de Wikileaks indicó que la página de Internet había tratado de involucrar a la Casa Blanca en sus esfuerzos para someter a investigación ese material antes de su publicación. Assange anticipó también que el sitio continuará publicando documentos: “No nos van a contener. Seguiremos exponiendo abusos cometidos por esta administración y otras”.

Wikileaks obtuvo 91.000 documentos militares estadounidenses que ofrecen una nueva visión sobre las operaciones en Afganistán entre enero de 2004 y diciembre de 2009. Los archivos no son favorables para las fuerzas que ocupan el país asiático desde el año 2001 ya que expone diversos errores en la búsqueda de la paz en dicho país.

Fuente: Aporrea


Imprimir


VOLVER