Imprimir
ENVIAR |

Venezuela solicitó de manera inmediata reunión extraordinaria de la Unasur


PI23/07/10 La cancillería venezolana anunció la solicitud al mandatario ecuatoriano, quien también es el presidente pro témpore de la Unasur, que se realizara una reunión extraordinaria para discutir la nueva agresión de Colombia contra su país. Más temprano, el canciller Maduro señaló se que había solicitado al representante de Venezuela en Colombia que cerrara la embajada en Bogotá, al tiempo que envió una carta a la Embajada de Colombia en Caracas en un plazo de 72 horas.

El Gobierno de Venezuela solicitó de manera urgente este jueves al ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador una reunión del Consejo de Cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para denunciar la agresión que han recibido desde Bogotá.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano indicó que se hizo esta solicitud directamente al presidente de Ecuador, Rafael Correa, por su calidad de presidente pro témpore de la Unasur.

Asimismo, alertó a Correa que "en vista de la presencia de bases militares extranjeras en territorio colombiano, esta nueva agresión configura el escenario para una escalada peligrosa".

El 30 de octubre de 2009, Bogotá rubricó un acuerdo con Estados Unidos en un acto privado donde se le otorgaba la potestad a este último de instalar siete bases militares en territorio colombiano y operarlas durante 10 años "renovables" para, supuestamente, combatir el narcotráfico en la región.

La base aérea de Palanquero, en el centro de Colombia, sería el eje de las siete instalaciones a las que los militares estadounidenses tienen acceso mediante el acuerdo, el cual les otorga total inmunidad, impidiendo así ser juzgados en tierras colombianas por los posibles delitos que pudieran cometer.

Más temprano, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, confirmó que su país convocará "de manera inmediata" un Consejo Político de la Unasur para denunciar la reciente agresión por parte de Colombia.

"Solicitamos de manera inmediata que se realice un Consejo Político de ministros de Relaciones Exteriores de la Unasur para Venezuela denunciar y llevar el debate de esta agresión que se está dando en nuestro país, y que Unasur asuma una respuesta suramenricana a esta agresión", señaló en una rueda de prensa.

Añadió, en referencia a las declaraciones del embajador de Colombia ante la OEA, Luis Alfonso Hoyos, que "esta es una situación sin palangón en los años que hemos vivido, le sirven la mesa a un provocador, a un francotirador que expresa todo el odio que tiene la oligarquía colombiana que tiene más de 200 años".

Informó además que ordenó que el embajador de Venezuela en Colombia, Gustavo Márquez, y todo el personal de la embajada venezolana retonaran a Caracas, también señaló que "hemos entregado una nota diplomática al encargado de negocios de la República de Colombia en Venezuela, dándole 72 horas para que se retiren del país".

Maduro indicó que la única manera de que las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Colombia puedan ser restauradas es que exista un respeto absoluto donde cesen las agresiones políticas y mediáticas en contra de su país.

"Tiene que cesar absolutamente, de manera inmediata, todo este tipo de agresiones políticas, mediáticas, contra nuestro país, un respeto absoluto para que haya una reconstrucción con bases ciertas hacia una relación que tiene que ser floreciente hacia el futuro sobre la base del respeto", sostuvo.

Hoyos presentó unas fotos en la selva sacadas de supuestos ordenadores entregados por desmovilizados y mapas de Google con las coordenadas donde, según afirmó, se encuentran rebeldes colombianos en territorio venezolano, como pruebas de las denuncias del gobierno del saliente presidente Álvaro Uribe.

Las fotos presentadas muestran a guerrilleros comiendo en medio de la selva, rodeados de árboles, asando cerdos, y unos videos donde según afirma Hoyos se muestra a Iván Márquez mientras se da un baño.

En cuanto a las denuncias sobre la supuesta presencia de rebeldes colombianos en territorio venezolano, Alfonso Hoyos mostró unas fotos de supuestas víctimas de ataques de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el pasado 20 de junio durante la segunda vuelta electoral, donde resultó electo Juan Manuel Santos, ex ministro de Defensa durante el Gobierno de Uribe.

Posterior a esto, el presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció el rompimiento de las relaciones con Colombia, luego de negar rotundamente las acusaciones de este último país sobre la supuesta presencia de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Venezuela.

El mandatario venezolano afirmó "no nos queda por dignidad más que romper totalmente las relaciones diplomáticas con la hermana República de Colombia".

Chávez lamentó la decisión puesto que a "Colombia yo la llevo en el corazón, porque me siento gran colombiano" pero afirmó que no puede permitir que la oligarquía colombiana siga atacando a Venezuela, una oligarquía que "ha jugado siempre a la división a la guerra" siga irrespetando a los venezolanos.

Fuente: TeleSur


Imprimir


VOLVER