Imprimir
ENVIAR |

Niños estadounidenses de padres indocumentados piden hablar con Obama


PI12/07/10 Niños reclaman a Obama no haber A través de una carta, un grupo de niños le pidió al presidente Obama un derecho de palabra antes de aprobarse la polémica ley de Arizona. Los infantes preguntaron al mandatario ''quién nos va a alimentar, quién nos va a cuidar si nos enfermamos, asegurar que vayamos a la escuela y asegurar un techo para nosotros''.


Niños nacidos en Estados Unidos, hijos de inmigrantes indocumentados, enviaron una misiva al presidente Barack Obama, en la que piden el fin de las deportaciones y ser recibidos en la Casa Blanca en víspera a la aprobación de la ley antiinmigrante de Arizona.

Los infantes exigen ser recibidos y escuchados el próximo 28 de este mes, un día antes de que apruebe la ley antiinmigrante en Arizona.

La carta fue depositada en un buzón de correos del barrio Pilsen, en el suroeste de Chicago. El lugar es habitado, en su mayoría, por hispanos.

El niño Saúl Arellano, de 11 años de edad estuvo al frente del grupo y encabezará la Marcha de los Niños, que se realizará (también el 28 de julio) en Washington D.C.

Los organizadores convocaron a unos 500 niños para reclamar el cese de las separaciones de las familias de inmigrantes sin papeles.

Saúl es hijo de la activista mexicana, Elvira Arellano, quien fue deportada hace dos años aproximadamente, después de estar un año refugiada en una iglesia recibió la orden de abandonar Estados Unidos.

"Presidente Obama, muchos de nosotros sufrimos demasiado porque nuestros padres fueron arrestados, permanecen en la cárcel o fueron deportados. Usted no nos ha cumplido su promesa. Nos ha ignorado. Nos ha olvidado. No entendemos por qué", relata la carta.

"Seguimos esperando su atención, necesitamos hablar. Por eso vamos a marchar a su casa, para reunirnos con usted y su familia, para hablar de nuestras familias", acotó.

Niños estadounidenses con familiares indocumentados son los firmantes de la carta y urgen hablar sobre "quién nos va a alimentar, quién nos va a cuidar si nos enfermamos, asegurar que vayamos a la escuela y asegurar un techo para nosotros".

"Queremos hablar de quién nos guiará y ayudará para ir a la universidad; ¿quién, si nuestros padres están siendo deportados?", concluye.

Algunos de los padres indocumentados prevén acompañar a sus hijos a la Casa Blanca.

"Salí de mi país por la guerra civil y ahora nos tratan aquí como si fuéramos peor que criminales'', aseguró Conchita Quiej, madre de dos menores.

Por su parte, la integrante de la organización Sin Fronteras y Familia Latina Unida, Emma Lozano, reclamó que el país norteño debe responsabilizarse "por un sistema que consintió durante décadas" el trabajo de los indocumentados.

"En especial debe responsabilizarse por las familias que se formaron aquí y los niños que nacieron en este país", insistió.

El pasado 23 de abril, la gobernadora republicana de Arizona, Jan Brewer, anunció la firma de la polémica ley SB1070, antiinmigrante que criminaliza a indocumentados en esa zona de Estados Unidos.

Fuente: teleSur


Imprimir


VOLVER