Imprimir
ENVIAR |

Sarkozy Bajo Investigación de los Fiscales Franceses


PI09/07/10 Los fiscales franceses han comenzado una investigación sobre las alegaciones de que el presidente del país, Nicolas Sarkozy, recibió fondos ilegales para su campaña presidencial en 2007.

La Oficina del Fiscal en París inició sus investigaciones tras recibir un informe de un antiguo contable de Liliane Bettencourt -la mujer más rica de Francia- que afirmaba que la multimillonaria de 87 años habría proporcionado supuestamente 150.000 euros en dinero secreto al tesorero del partido UMP de Sarkozy, Eric Woerth.

El antiguo asesor financiero de Bettencourt, Clair Thibout, dijo el lunes a la policía que su empleadora había financiado con ese dinero los gastos de campaña de Sarkozy durante su campaña presidencial a principios de 2007, señaló Deutsche Welle.

Esta cifra supone una violación de la norma constitucional que estipula que cada candidato individual en el país sólo puede recibir 7.500 euros de los partidos políticos como donación a las campañas.

Por su parte, la Oficina del Presidente francés negó los informes de que su partido recibiera dinero de Bettencourt, que es la heredera del imperio de cosméticos L´Oreal, y describió la afirmación como parte de una campaña sucia lanzada en contra de Sarkozy.

El informe ha sido publicado en un momento en el que el Instituo BVA ha situado la tasa de aprobación de Sarkozy en su récord más bajo desde su llegada al cargo en 2007.

Según la encuesta dada a conocer el martes, sólo el 33% los franceses aprueban su gestión, tres puntos menos que su previo récord en mayo.

El presidente Sarkozy ha sufrido una serie de reveses en los últimos meses. Su reputación ha quedado manchada por disputas internas en su partido y la dimisión de dos de sus tres ministros tras revelarse que habían pagado costosas juergas con el dinero de los contribuyentes.

La investigación sobre los cargos de corrupción tiene lugar en un momento en que otra reciente encuesta mostró que dos de cada tres votantes franceses creen que sus políticos son “corruptos en su mayoría.”

Fuente: Al Manar



Imprimir


VOLVER