Imprimir

“EE.UU. pierde poder de lobby”


PI07/06/10 La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo ayer que espera que Irán haga algunas maniobras en los próximos dos días, en momentos en que Estados Unidos impulsa la aprobación de una nueva ronda de sanciones contra la nación persa en la ONU, por su polémico programa nuclear. Sin embargo, es esperable que la posición de la diplomacia de Washington haya perdido fuerza en el Consejo de Seguridad tras el ataque de su aliado Israel a la flota humanitaria en aguas internacionales.

Interrogada sobre lo que espera en el período previo a la votación del Consejo de Seguridad en relación con las sanciones propuestas contra Teherán por su programa nuclear, Clinton dijo que espera que Irán haga algunas maniobras. “En el pasado, Irán ha dado pasos para esquivar su responsabilidad”, dijo Clinton a periodistas mientras aguardaba para partir en su gira hacia Latinoamérica.

Irán ya se encuentra bajo tres series de sanciones de la ONU por negarse a suspender su programa de enriquecimiento de uranio, que puede ser utilizado como combustible para centrales nucleares, pero también para armas atómicas.

El ataque israelí a la flotilla humanitaria que se dirigía a Gaza perjudicó la posición de la diplomacia de Estados Unidos y favoreció la estrategia de Brasil, miembro del Consejo de Seguridad. Así lo cree el ex embajador en Estados Unidos, Rubens Ricúpero, en declaraciones a Ansa. “Es indudable que estos hechos de Israel, que tiene en Washington a un aliado constante, favorecen indirectamente las posiciones defendidas por Brasil. Irán e Israel son dos temas que invariablemente se tocan en la ONU”, dijo Ricúpero. Y concluye: “La posición norteamericana en Irán y Medio Oriente en un sentido más amplio se verá debilitada y hasta aislada”.

La administración Obama no condenó a Israel por el asalto a la flota civil e inferfirió en una condena más firme contra Tel Aviv dentro del Consejo de Seguridad. En cambio, Brasil repudió el accionar de Israel. Estados Unidos es uno de los cinco integrantes permanentes y con derecho a veto del Consejo, conformado por 15 miembros; Brasil ocupa un sillón rotativo por dos años.

Esta semana Washington podría formalizar una propuesta contra el gobierno de los ayatolás, que según Estados Unidos tiende a la fabricación de armas de destrucción masiva y amenaza desestabilizar su área de influencia. En contraste, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, firmó el mes pasado con sus colegas de Irán y Turquía un acuerdo por el que Teherán se comprometió a ceder uranio poco enriquecido y recibir mineral procesado al 20 por ciento. Según señaló ayer el canciller francés, Bernard Kouchner, aún falta una respuesta oficial a la iniciativa tripartita. “No veo que sea demasiado positiva”, adelantó el diplomático, quien tampoco prevé la adopción de sanciones esta semana.\

Fuente: Pagina 12



VOLVER